El Kyhytysuka sachicarum vagaba por el océano durante el período Cretácico.

(CNN) – Los científicos revelaron una especie de ictiosaurio marino recién descubierta con dientes retorcidos que se encontró en Colombia.

El cráneo parcial de un ictiosaurio, un reptil marino extinto que parecía un pez espada, fue desenterrado en Loma Pedro Luis, Villa de Leyva, en Boyacá, Colombia, en la década de 1970, según un estudio publicado en el Journal of Systematic Paleontology. Sin embargo, en ese momento el espécimen fue etiquetado incorrectamente como una especie diferente llamada Platypterygius sachicarum.

Lee también: Se pensaba que huellas enigmáticas pertenecían a un oso, pero nuevos análisis las vinculan con un antepasado humano

Dirley Cortés, candidata a doctorado en el Museo Redpath de la Universidad McGill en Montreal, volvió a analizar el fósil y descubrió que había sido categorizado erróneamente. El cráneo de un metro de largo se remonta a 130 millones a 115 millones de años, durante el período Cretácico, según Cortés. Este plazo llega después del evento de extinción global al final del período Jurásico, dijo.

Colombia era un “punto caliente de biodiversidad antigua”, dijo Cortés, por lo que fósiles como este reptil marino recién identificado actúan como piezas de rompecabezas para comprender la evolución de los ecosistemas marinos.

Demasiadas pistas de una especie distinta

Otros ictiosaurios tienen dientes pequeños del mismo tamaño perfectos para comer presas pequeñas, dijo Cortés. En contraste, los dientes del espécimen del cráneo han “modificado el tamaño y el espaciado de sus dientes para construir un arsenal de dientes” para atrapar presas más grandes, dijo.

Lee también: Descubren nueva especie de dinosaurio acorazado que vivió hace 74 millones de años en Magallanes

Los dientes facilitarían al considerable depredador capturar, perforar, aserrar y aplastar presas grandes, explicó. Algunas de sus comidas podrían haber incluido otros reptiles marinos y peces grandes, agregó Cortés.

La criatura carnívora tenía un hocico alargado y habría tenido entre 4 y 5 metros de largo, dijo. El animal podía abrir la mandíbula alrededor de 70 a 75 grados, dijo Cortés, lo que facilitaba la alimentación de animales más grandes.

La especie fue etiquetada como Kyhytysuka sachicarum, que significa “la que corta con algo afilado de Sáchica” en el antiguo idioma del pueblo indígena muisca en Colombia. Sáchica es un pueblo cerca de Villa de Leyva, donde se encontró el cráneo parcial.

Comprender los ecosistemas marinos en transición

La investigación ocupa un lugar especial en el corazón de Cortés porque el espécimen fue encontrado donde creció, dijo.

Lee también: Conoce el paleoarte, encargado de mostrar el aspecto real de los dinosaurios

“Mi investigación doctoral tiene implicaciones directas para el desarrollo paleontológico en Colombia y el Neotrópico, un campo que todavía está surgiendo en comparación con la historia de los países desarrollados, por lo que es muy gratificante llegar a investigar aquí también”, dijo Cortés por correo electrónico.

Después de este descubrimiento, Cortés dijo que está dirigiendo su atención al análisis de fósiles en el Centro de Investigaciones Paleontológicas de Villa de Leyva, Colombia.

Estamos descubriendo muchas especies nuevas allí que nos están ayudando a entender la evolución de los ecosistemas marinos durante un tiempo de transición”, dijo Cortés.

Después del evento de extinción global, la Tierra estaba pasando por un período frío con el aumento del nivel del mar, dijo. El supercontinente Pangea también se estaba separando en masas terrestres del norte y del sur, agregó.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias