{"multiple":false,"video":{"key":"b4AeukVynh","duration":"00:00:44","type":"video","download":""}}

La antigua cultura maya inició en el sureste de México, en la península de Yucatán y parte de Centroamérica, hace unos 1800 A.C. según sus primeros registros, para luego extenderse hasta el periodo de la Conquista.

Hace algunos días se dio a conocer el increíble descubrimiento realizado por el arqueólogo y escritor Sergio Grosjean, y su equipo de investigadores en una cueva al sur de Yucatán.

El equipo descubrió 137 huellas de manos, en su mayoría de niños, en colores rojo y negro plasmadas en las rocas de la caverna.

Lee también: ¡Luego de 500 años! Estatua gigante del emperador romano Constantino finalmente se reúne con su dedo perdido

Explican que la ubicación de la cueva se encuentra debajo de una Ceiba de 15 metros, considerado un árbol sagrado en la cultura maya. Esto porque se cree que con sus ramas puede sostener el cielo, mientras que sus raíces teje al Xibalbá, el inframundo.

Según expertos, estas huellas son los vestigios de un ritual de iniciación, donde los niños transitaban desde la niñez hacia la pubertad. Calculan que su antigüedad data de más de 1.200 años.

Lee también: Descubren un fósil arcaico del que podría ser el primer animal multicelular del planeta

Ellos imprimían en las paredes sus manos en color negro que significa la muerte, eso no quiere decir que los fueran a matar; es una muerte desde el punto de vista ritual”, explicó Grosjean.

En relación a las huellas en rojo, explican que significa guerra o vida.

Asimismo, descubrieron artefactos como un rostro labrado y seis relieves con pinturas, que tras análisis datan entre los años 800 D.C. y 1.000 D.C..

Para Grosjean este periodo podría ser el inicio del colapso de esta cultura, debido a la prolongada sequía que se vivió en esa región.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias