Francisca Santana y el descubrimiento sobre agricultura preincaica (12:08)
{"multiple":false,"video":{"key":"b4AggfWz75","duration":"00:12:08","type":"video","download":""}}

(CNN) –  La representación del canguro fue una de las pinturas rupestres registradas por primera vez por investigadores en la década de 1990 en la región de Kimberley, que alberga una de las colecciones de arte rupestre indígena más grandes del mundo.

Científicos de varias universidades y agencias de investigación trabajaron con líderes indígenas locales para analizar la datación de las pinturas.

El arte pintado en rocas es uno de los primeros intentos registrados de comunicación humana, con algunos de los ejemplos más antiguos de representaciones de animales encontrados en Sulawesi, Indonesia. Sin embargo, ha demostrado ser un desafío fechar pinturas de más de 6.000 años, ya que el material orgánico en el pigmento de la pintura, que es crucial para la datación por radiocarbono, es difícil de encontrar.

Lee también: Datan de 2,5 millones de años: Paleontólogos descubren fósiles de dientes de macaco

Es por ello que el equipo australiano usó nidos de avispas. Según el documento, encontraron restos de 27 antiguos nidos de avispas de barro, que pueden ser fechados por radiocarbono, por encima y por debajo de 16 pinturas rupestres diferentes.

La estrategia es simple: si los nidos se construyen sobre el arte rupestre, el arte debe ser más antiguo. Si el arte se construye sobre nidos, los nidos deben ser más antiguos. Datar estos nidos da a los científicos una edad mínima y máxima para las pinturas rupestres.

Foto: Universidad de Melbourne

La principal fuente de carbono en estos nidos, que están hechos en parte de barro, son los fragmentos de carbón. Hubo frecuentes incendios forestales en la región que quemaron vegetación de vida corta como el pasto, por lo que la mayoría de los nidos contenían carbón relativamente reciente cuando se construyeron.

Lee también: Extinción de neandertales estaría relacionada con la inversión de los polos magnéticos

Los nidos antiguos también suelen contener material vegetal o fragmentos de insectos que las avispas padres recolectaban para que las larvas se alimentaran, todos los cuales contienen carbono.

Al fechar los nidos de avispas, los autores de este estudio establecieron que la mayoría de las pinturas se realizaron hace entre 17.000 y 13.000 años. Algunas de las  más antiguas incluyen una imagen de un boomerang y una rara representación de una figura humana recostada sobre su espalda.

Foto: Universidad de Melbourne

Otros mostraban animales que incluían una serpiente, una figura parecida a un lagarto y tres macropodos, la familia de marsupiales que incluye canguros, ualabíes y quokkas.

Lee también: Tras años de trabajo: Publican mapa con más de 25 mil agujeros negros supermasivos

La pintura del canguro data de hace entre 17.100 y 17.500 años y fue pintado en el techo inclinado de un refugio de rocas, hogar de miles de nidos de avispas de barro fosilizados.

Se requieren muchas más fechas de este período antes de que se pueda determinar la extensión cronológica completa de las pinturas todavía visibles hoy”, escribieron los investigadores.

Este estudio fue publicado en la revista Nature Human Behaviores parte del proyecto multidisciplinario de datación del arte rupestre de Kimberley, que utiliza varias tecnologías diferentes para estudiar la evolución del arte rupestre y el paisaje natural.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias