Ilustración del guerrero. Crédito: nagnostis P. Agelarakis

¿Eres una de las personas que le atemoriza ir al dentista o que sufre al tan solo escuchar el sonido de la máquina desde la sala de recepción? Bueno, esta nueva investigación sí que te dejará un poco traumado, aunque para otros puede ser un increíble hallazgo de las técnicas que utilizaban los cirujanos maxilofaciales hace miles de años.

Esto, porque una nueva investigación realizada por antropólogos de la Universidad de Adelphi, en Estados Unidos, descubrió una de las cirugías dentales más antiguas de las que se tenga registro. Incluso, su gran estado de conservación aún mostraba los pasos que realizaron aquellos cirujanos en el siglo XIV.

Lee también: Rusia: Descubren el esqueleto de una pareja enterrada en forma de corazón que data de la Edad de Bronce

Se trata de la unión de una mandíbula de un guerrero bizantino, quien -por razones desconocidas- se quebró su mandíbula inferior en dos, y mediante un procesamiento en que unieron sus huesos con un alambre -aparentemente de oro-, lograron curar la herida.

El informe, publicado en la revista científica Mediterranean Archaeology and Archeometry, detalla que el equipo descubrió el cráneo junto a su mandíbula en 1991, mientras realizaban excavaciones en la fortaleza de Polystyrol, en Tracia Occidental, Grecia.

Esta zona formó parte del Imperio Bizantino o Imperio Romano de Oriente a mediados de la década de 1380, un sector que fue atacado en varias ocasiones por los otomanos.

Los análisis posteriores indican que el guerrero fue decapitado mientras defendía el fuerte. Su cráneo fue posteriormente enterrado en la tumba de un niño de cinco años en medio del cementerio. El equipo cree que se utilizó una vasija de cerámica para “envolver” la cabeza del guerrero, el cual se podría haber tratado de un líder.

Lee también: El ataque de tiburón más antiguo jamás visto: Descubren víctima humana de hace 3 mil años

Crédito: Anagnostis O. Agelarakis

Asimismo, los análisis indicaron que el hombre falleció a una edad entre 35 o 40 años y que el procedimiento en su mandíbula fue realizado 10 años antes de ser asesinado.

En relación al alambre con el que unieron su mandíbula, detallan en la investigación que este fue retirado durante el tiempo, ya que fue utilizado para mantener la mandíbula junta mientras esta se curaba. Creen que se trata de un material de oro porque no dejó rastros de coloración en su hueso, esto debido a que:

  • Aleación de plata deja un capa grisácea.
  • Aleación de cobre o bronce dejan rastros de pátina o manchas verdosas.
Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias