VIDEO RELACIONADO - Propuesta por área marina protegida (2:00)
{"multiple":false,"video":{"key":"oVXMmQpwap","duration":"00:02:00","type":"video","download":""}}

Como parte de una investigación internacional realizada por arqueólogos y antropólogos de la Universidad de Brown y Texas, ambas en Estados Unidos, y la Fundación Patrimonio Cultural y Natural Maya de Guatemala, fueron descubiertos los vestigios de una antigua ciudadela ubicada en el centro de la antigua ciudad maya de Tikal.

Estas ruinas llevan siendo estudiadas por diferentes especialistas durante décadas, demostrando cada vez que aún se encuentra llena de secretos.

Crédito: Thomas Garrison

Lee también: Descubren el pavimento de mosaico más antiguo: Serían los vestigios de la legendaria ciudad perdida de Ziplanda

Si bien el equipo no realizó excavaciones en primera instancia, fue un escáner de luz que reveló lo que escondían estas supuestas colinas naturales, que en su diseño se parecen a Teotihuacán, la ciudad más grande y poderosa de la antigua América.

Sin embargo, ambas son diferentes: Tikal era sumamente pequeña, pero muy poblada, a diferencia del imperio que representó Teotihuacán, en México.

Si bien se ha demostrado en investigaciones previas las influencias que poseía Teotihuacán en Tikal debido a la comercialización, el nuevo estudio apunta en una influencia de conquistas, debido a que estaba construido para personas que vivían en Teotihuacán.

Lee también: Descubren un inodoro de 2.700 años en Jerusalén: Un lujo que “solo los ricos podían costear”

Tal vez fuera algo así como un complejo de embajadas, pero cuando combinamos las investigaciones anteriores con nuestros últimos hallazgos, se sugiere algo más fuerte, como la ocupación o la vigilancia. Como mínimo, muestra un intento de implantar parte de un plan de ciudad extranjera en Tikal”, indicó Stephen Houston, antropólogo de la Universidad de Brown, en un comunicado.

Las excavaciones posteriores confiaron que algunos materiales utilizados en su construcción eran producidos a partir de yeso de barro con piedra caliza maya. Además, las intrincadas terrazas y sus orientaciones (de 15,5 grados al este-norte) demuestran la evidencia de una réplica de Teotihuacán, que data de 1.800 años de antigüedad.

El estudio completo fue publicado en la revista Antiquity.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias