VIDEO RELACIONADO - 49% de la RM podría esconder fósiles (02:01)
{"multiple":false,"video":{"key":"cztDxsCUi3Y","duration":"00:02:01","type":"video","download":""}}

Descubrir cómo eran los colores del pelaje de especies extintas es muy difícil, ya que hace miles de años no se tenían cámaras para poder capturar su belleza. Sin ir más lejos, lo mismo ocurría hace menos de 100 años.

Con el invento de la cámara, pudimos registrar ciertos eventos, permitiéndonos conocer criaturas que vivieron alguna vez durante el siglo XX. Lamentablemente, en aquella época tanto las grabaciones como las imágenes se producían en blanco y negro, por lo que no se podía vislumbrar los colores que poseían.

Crédito: NFSA

Lee también: “Será recordado por su gentil espíritu”: Murió Mochina, uno de los pingüinos de Humboldt más viejos del mundo

Esto ocurre con el extinto tigre de Tasmania o thylacine, un marsupial carnívoro que alguna vez habitó por toda Australia y se cree que despreció del continente hace uno 3 mil años. Una pequeña población sobrevivió en la Isla de Tasmania, sin embargo, con la llegada de los colonos europeos ellos fueron cazados.

Solo un espécimen quedó vivo y fue enjaulado en el Zoológico de Hobart: se trata de Benjamin, quien falleció en 1936. Durante su estadía fue filmado por el naturalista David Fleay en 1933, uno de los únicos registros que nos muestran a esta especie parecida a un perro.

El Archivo Nacional de Cine y Sonido (NFSA) de Australia se propuso rescatar el negativo original de 33 mm y colorearlo mediante un escaneo 4K para producir un video de 77 segundos.

Lee también: Los animales están “cambiando de forma” por culpa del cambio climático

El estudio Transmedia Composite Films, en Francia, se encargó de recrear el color de Benjamin. Pero como no existen fotos o videos a color originales, el equipo dirigido por Samuel François-Steininger tuvo que estudiar en detalle los especímenes conservados en las colecciones de museos, bocetos, pinturas, dibujos científicos y descripciones científicas escritas de la época.

“Desde un punto de vista tecnológico, hicimos todo digitalmente, combinando restauración digital, rotoscopia y animación 2D, iluminación, algoritmos de IA para el movimiento y el ruido, composición y clasificación digital. Se necesitaron más de 200 horas de trabajo para lograr este resultado”, detalló François-Steininger en un comunicado.

El resultado final, publicado en el sitio web de NFSA, es un asombroso animal con un pelaje medio bronceado con su vientre un poco más claro y las características rayas marrones oscuras a lo largo de su espalda, las que le otorgan el apodo de tigre de Tasmania.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias