Por Alejandro Sepúlveda Jara

La encuesta Plaza Pública Cadem reveló que uno de cada diez chilenos no cree que el cambio climático sea consecuencia del calentamiento global provocado por el ser humano. Uno de esos chilenos por decena es Fernando Barros Tocornal, abogado, socio fundador de Barros & Errázuriz Abogados y consejero de la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa).

De hecho, como abogado y consejero de la Sofofa, Fernando Barros, firma su columna en el Diario Financiero titulada “Clima Riesgoso“, en la cual rebate las pruebas de la comunidad científica mundial respecto a la incidencia de la actividad humana en el calentamiento que experimenta el planeta.

Además, le resulta “lamentable” que el mundo empresarial “aparezca validando” la COP25 en Chile, “un encuentro en que la mayoría de los asistentes serán de organizaciones de, a lo menos, desconocida representatividad y cuyo discurso ya se anticipa como uno muy contrario al mundo de la empresa y al modelo de desarrollo económico”.

Lee también: Estudio revela que desechamos 10 veces más plástico que antes de la Segunda Guerra Mundial

Nunca está demás aclarar que la Organización de Naciones Unidas, basada en los reportes del IPCC (Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático) y la OMM (Organización Meteorológica Mundial), está detrás de esta cruzada que pretende implementar medidas para revertir lo que parece cada vez más ineludible, el colapso de la humanidad tal cual la conocemos hasta hoy. Colapso impulsado, precisamente, por el “modelo de desarrollo económico” que defiende Fernando Barros.

Por eso la trascendencia de la COP25, más aún, considerando que será la última antes de la entrada en Vigor del Acuerdo de París en 2020, un compromiso firmado por 195 países. Además, y lo que más duele en el corazón organizativo del evento más grande desarrollado en la historia del país, es que estas palabras salgan de puño y letra de una persona cercana a los anfitriones.

De hecho, ha sido la ministra del Medio Ambiente, Carolina Schmidt, quien ha enunciado los objetivos de la COP25, entre los que destacan un par que se caerían de inmediato si es que las palabras del consejero de la Sofofa, el gremio más importante de la industria en Chile, encontraran eco en el resto del empresariado nacional.

Lee también: Científicos proponen “recongelar” el Ártico con un submarino que crea icebergs

Estas metas son el atraer al sector privado al compromiso de carbono neutralidad asumido por Chile a 2050 e instalar una agenda climática en el país basada en los fundamentos científicos.

Lo cierto es que la columna de Fernando Barros sincera lo que otros empresarios e industriales piensan, claro que, en la intimidad, no por los medios. Por eso, dentro de todo lo mal que suenan sus palabras, se agradece este gesto de sinceridad.

Un gesto que nos hace abrir los ojos, no sólo ante el escenario que le espera a la humanidad de multiplicarse las opiniones como las del abogado, sino porque confirma que para algunos esta será una reunión para la foto pese al esfuerzo y las predicciones de la comunidad científica mundial que validan nueve de cada diez chilenos.

En síntesis, todo indica que para quienes piensan como Fernando esta será una COP con pies de Barros.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias