{"multiple":false,"video":{"key":"ycUMTH5GzgE","duration":"00:02:35","type":"video","download":""}}

¿Qué carrera estudiar? Se trata de una de las preguntas que deben estar intentando responder miles de jóvenes por estos días. Los cambios tecnológicos y los avances científicos ofrecen nuevas posibilidades. La astronomía, la transformación de la matriz energética y la programación computacional necesitan profesionales y todo indica que, en el futuro, esa demanda laboral irá en aumento.

Te puede interesar: Parque Marino de Juan Fernández: La nueva zona de protección de especies

Si Chile tiene los mejores cielos para la observación astronómica y además los mejores escenarios para la producción de energía renovables no convencionales, la pregunta lógica que surge es ¿cómo aprovechar ese potencial si no hay suficientes profesionales especializados en el país?

Se trata de nuevas áreas que incluyen parques eólicos, plantas termo solares, fotovoltaicas, geotérmicas, energías renovables no convencionales que para el 2030 aumentarán la capacidad instalada de 79% a un 213%, lo que se traduce en una demanda de entre 2500 y 4 mil trabajadores.

Según explicó Carlos Finat, director ejecutivo de ACERA, “hay una oportunidad única para que Chile pueda desarrollar su capital humano adecuado a ese desafió, que va a seguir por muchos años. Tenemos que remplazar una gran generación de energía convencional y eso es un proceso que puede tomar los próximos 10 o 15 años, por lo tanto, es una oportunidad a largo plazo”, señaló.

Te puede interesar: La computación neuromórfica busca que una máquina funcione como el cerebro

La Asociación de energías renovables ya trabaja asesorando a universidades e institutos de formación técnica que buscan crear carreras profesionales acordes a las nuevas necesidades del país, sumando así, por ejemplo, a la astronomía que, en los últimos 15 años, ha aumentado paulatinamente el interés en los jóvenes chilenos y al mismo tiempo, ha abierto el campo laboral a otras disciplinas.

Patricio Rojo, ex presidente de la Sociedad Chilena de Astronomía, indicó que “hay muchos ingenieros eléctricos que se están dedicando a la astronomía. Entonces creo que la clave es quizá llevarlo a la multidisciplinar; que los astrónomos estén con una mano en computación, ingeniería eléctrica o incluso en biología”.

Para Tania Sutín, Gerente Capital Humano de Kodea, el mercado laboral chileno también enfrenta nuevos desafíos y la clave es preparar a los profesionales que lideren estos cambios y en los cuales la tecnología y la digitalización tienen sus mayores demandas.

Te puede interesar: Inauguración: Las mentes más brillantes del mundo serán parte de una nueva versión del Congreso Futuro

“En Chile aún tenemos una brecha bien importante de los egresados de las carreras en ámbitos de las tecnologías y en particular de la ciencia de la computación. Se habla de una brecha de cinco mil técnicos y profesionales para desempeñarse en esta industria”, precisó.

Si Chile tiene los escenarios para el desarrollo económico y el interés por explotarlos, la respuesta para liderar es fomentar la formación de profesionales nacionales. Si aún no sabes qué estudiar quizás sea la oportunidad de apostar por el futuro.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias