{"multiple":false,"video":{"key":"oUsgBDUlPk","duration":"00:03:14","type":"video","download":""}}

50 fue el número de ballenas cazadas por una flota japonesa en territorio antártico protegido, situación que, además de conseguir el repudio mundial, está siendo discutida por la Comisión Ballenera Internacional, donde luego de 32 años el país asiático pretende la prohibición mundial de caza de estos animales se revierta.

Recordemos que en 1986 fue suspendida la persecución de estos ejemplares, situación que de todas maneras dejó a Japón con autorización para la captura de cetáceos con fines científicos, lo que, según los defensores de las ballenas, encubriría fines comerciales.

Una justificación que, según Sonia Español, investigadora de Fundación Meri, quien afirmó que “en la actualidad se puede trabajar con ballenas y delfines con técnicas no invasivas”.

La última caza fue la denunciada por el Fondo Mundial para la Naturaleza. Japón, aprovechando vacíos legales dejados en el programa de caza científica, capturó más de 50 ballenas en un sector protegido.

Te puede interesar: El impresionante mundo de los cetáceos: Ballenas y delfines viven en comunidad

Es en Brasil donde actualmente las solicitudes japonesas son estudiadas por 88 países representantes, entre ellos Chile, siempre con el foco puesto en la protección de estos animales que corren el riesgo de desaparecer para siempre de los mares de todo el mundo.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias