{"multiple":false,"video":{"key":"czfDvHeh2c5","duration":"00:05:30","type":"video","download":""}}

Investigadores de todo el mundo han advertido de la rápida desoxigenación del océano, un problema que afectará tanto a animales, como al ser humano.

Un equipo de Futuro360 acompañó a un grupo de investigadores chilenos del Centro de Investigación Oceanográficas, COPAS, dependiente de la Universidad de Concepción, en una expedición que se realizó por cuatro días entre Tortel y Castro.

El objetivo de esta expedición era conocer la influencia del agua dulce en los fiordos y canales australes en el mar abierto.

Te puede interesar: Ballenas: ¿Por qué es importante protegerlas?

El buque “Cabo de Hornos” no solo se utilizó para esta investigación, sino que también cumple varias funciones tales como investigación oceanográfica, hidrográfica y pesquera.

Estas expediciones son financiadas por CONICYT y tienen un costo muy elevado. Y ante la escasez de recursos, los días que lo pueden utilizar los científicos son muy acotados. Un buen referente sobre la utilización de embarcaciones científicas se da en Alemania, donde estas son propiedad del Ministerio de Educación e Investigación.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias