{"multiple":false,"video":{"key":"czku9gDyO2W","duration":"00:02:36","type":"video","download":""}}

¿Se imagina que la pintura que usa en su casa pueda generar frío o calor de acuerdo al clima? ¿O que existan materiales antibala tan delgados como el papel?

No es ciencia ficción. Es solo ciencia mediante las aplicaciones de nanotecnología, vitales para el futuro y que en Chile tuvieron un reconocimiento.Hablamos de su principal impulsora en el país, Dora Altbir, quien recibió el Premio Nacional de Ciencias Exactas 2019.

Todo gracias al trabajo realizado en un década al mando del Centro para el Desarrollo de la Nanociencia y la Nanotecnología (Cedenna) de la Usach.

Lee también: Sequía extrema en la RM: El desigual acceso al agua entre vecinos de Colina y Chicureo

Hace 11 años nos reunimos un grupo de físicos pensando en proyectar un centro basal aprovechando el concurso que tenía Conicyt“, detalló Altbir.

Lugar pionero en Chile en trabajar con materiales diminutos. Para que se haga una idea, en un milímetro hay un millón de nanómetros.

De acuerdo a la ahora premiada investigadora, las aplicaciones de la nanotecnología son de tan grande alcance que, desde el año 2015, se estima que no hay área de la economía en que no tenga impacto.

Por eso quisimos conocer la nanotecnología “made in Chile”, con proyectos concretos que sorprenden.

Por ejemplo el desarrollo de filtros baratos y eficientes para limpiar el agua con nanopartículas de hierro, material que permitiría, por ejemplo, la posibilidad de ayudar a desalinazar agua de mar o limpiar aguas de tranques de relave mineros.

¿Para qué serviría esto? Permitir su uso en riego, ayudando a aliviar el estrés hídrica del país.

Lee también: Greta Thunberg: “Definitivamente iré a Chile, y trataré de llegar allí sin volar”

De acuerdo a Nicolás Arancibia, académico de Cedenna, el principio es tomar un elemento eficiente y que al reducir su tamaño, esa eficiencia aumenta, dado que puede abarcar una mayor superficie para limpiar contaminantes.

Pero en el Cedenna, además del agua, están desarrollando soluciones nanotecnológicas para la conservación de alimentos, como la fruta, evitando que se pudra o le aparezcan hongos.

Esto lo hacen, según cuenta Ana Carolina López, académica de Tecnología en Alimentos de la USACH, aplicando nanopartículas con sustancias fungicidas en los envases de la fruta. Nanotecnología chilena, con aplicaciones diversas y que promete ayudar a impulsar nuestra economía.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias