{"multiple":false,"video":{"key":"bHXlmS","duration":"00:02:32","type":"video","download":""}}

“No hay nada que frene el cambio climático, si los humanos no nos ponemos a dieta”. Así lo ha dicho un informe de la ONU, que alerta sobre la grave contribución que nuestra propia manera de alimentarnos está acelerando el calentamiento global. Cambiar nuestra dieta, podría ser clave para frenar este grave problema.

Si seguimos comiendo a este ritmo no podremos evitar que tanto nuestra salud, como la del planeta se vayan deteriorando.

“La agricultura, la producción de alimentos y el consumo de alimentos tiene mucho que decir en el problema del cambio climático”, afirma Francisco Meza, docente de la Facultad de Agronomía de la Universidad Católica.

11 millones de personas alrededor del mundo mueren cada año, producto del sobreconsumo de alimentos. Es una de las impactantes conclusiones del informe especial sobre cambio climático y tierra de la ONU. El que por primera vez en la historia, nos llama a ponernos a dieta para salvar al planeta.

Lee también: 1.300 toneladas de comida terminan en la basura cada año: ¿Cómo la estamos desperdiciando?

“Países que tienen niveles de ingreso muy altos terminan por desperdiciar al nivel del consumidor final este tipo de recursos, con una huella ambiental que es muy alta“, agrega Meza, quien participó en la confección del informe del IPCC para la ONU.

Es un 30% de nuestra comida la que se va al tacho de la basura, y el 10% de ella, emite altos indices contaminantes. A eso la sobreproducción, el uso desmedido del agua y la tierra, y patrones de consumo que reflejan altos indices de obesidad obligan según el panel de expertos de la ONU, a una revolución alimenticia. 

En este sentido, cambiar nuestras dietas, hacia menos carne y más vegetales, se espera sea una de las recomendaciones claves. 

Lo que estamos hablando aquí, quizás no lo hubiéramos estado hablando hace 10 o 15 años atrás. Ahora le gente tiene más conciencia de esto, y eso es muy importante.

Lee también: Paltas, almendras, café y vino: Estos son los alimentos que podrían desaparecer por culpa del cambio climático

Por acá va el camino porque cambiar nuestra dieta duplicando la ingesta de frutas, verduras y legumbres y reduciendo a la mitad el consumo de carne y azucares es la principal recomendación de los expertos. Algunos ya decidieron tomarle el peso al problema.

“Dietas más sustentables, que sean menos intensivas en el uso de proteína animal, pero también patrones de consumo que sean más razonables“, concluye Meza.

Un nuevo desafío si queremos ser capaces de alimentar a los 10 mil millones de personas que habitarán la Tierra en 2050 una que espera estar en condiciones, que aseguren nuestra propia sobrevivencia.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias