{"multiple":false,"video":{"key":"oVwAfJ3JCa","duration":"00:02:53","type":"video","download":""}}

Un avance tecnológico que, hasta hace pocos años era cosa de películas de ciencia ficción, pero que hoy, no solo está hasta en los celulares, sino que genera una discusión intensa sobre sus alcances y límites por el impacto que pudiera en la vida cotidiana de las personas y, sobre todo, en la privacidad.

Una película archiconocida ya lo anticipaba: Misión Imposible, como su nombre lo indica era una tarea titánica burlar el más riguroso y sofisticado control de seguridad. Para eso, había que copiar cada detalle del rostro, y mediante una futurista impresión 3D, una máscara lucía tan real como su protagonista. Pero el personaje de Tom Cruise y sus amigos no sabían que estas cámaras no solo reconocían rostros, tenían la capacidad de identificar hasta como caminaba el verdadero usuario. Por eso, un movimiento en falso y la alarma los delataba.

Lee también: Desde los últimos avances de la ciencia hasta los temas sociales: Así fue el Congreso Futuro 2020

La escena de la película de finales del siglo XX, hoy parece más cerca de materializarse. No hay que pasarse películas, para darse cuenta de que esta asombrosa tecnología ya es una realidad.

Hay algoritmos que ya fueron entrenados para reconocer rostros y reconocer características de la cara que son clave. Luego de este aprendizaje se le puede pasar bases de datos de personas”, explica Bárbara Poblete, académica de la Universidad de Chile e investigadora en IMFD.

Para Tomás Pérez Acle, subdirector de la Fundación Ciencia y Vida e investigador en CINV, el desafío es cómo debe prepararse la sociedad para un futuro que ya se convirtió en presente.

La llamada primera línea en Hong Kong, no solo es observada por los ojos de la Policía. China admitió que ha usado el reconocimiento facial para identificar y sancionar a manifestantes. Determinación no muy alejada a lo anunciado hace poco en Las Condes.

 

Si es que hay caras y rostros reconocibles, yo lo puedo poner en este software y ese software, si está relacionado con una base de datos grande, me va a decir quién es esa persona”, declaró Joaquín Lavín, alcalde de Las Condes.

Unas 13 mil 200 personas ya integran la base de datos faciales en esta comuna para seguridad. Pero es la finalidad con la que se utiliza esta tecnología, la que enciende un intenso debate.

“Me parece que las personas tenemos derecho a la privacidad, entonces. En el fondo hay ciertos derechos básicos que están siendo vulnerados“, precisó Poblete.

Son 75 países, incluido Chile, los que ya ocupan esta herramienta. Sin embargo, la Unión Europea ha dicho abrirse a la posibilidad de suspender el uso del reconocimiento facial, por un periodo de cinco años. El objetivo de esta medida es analizar en ese lapso con qué propósitos se está identificando a las personas mediante esta tecnología y qué impacto tiene para la vida y la privacidad de las personas.

Lee también: Solo quedan 13: Rana del Loa se convirtió en la embajadora de la fauna chilena

Es muy importante que en Chile también tengamos profesionales a la altura para entender estos productos que estamos comprando“, advirtió la académica de la Universidad de Chile.

En Chile ya existe el Banco Unificado de Datos, pero expertos llaman a la urgencia por regular y legislar sobre esta materia porque ya una tecnología que no solo, nos observa.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias