VIDEO RELACIONADO - Laboratorio con uso 3D para pacientes (01:39)
{"multiple":false,"video":{"key":"bM7xKK","duration":"00:01:39","type":"video","download":""}}

Cuando se trata de buscar formas de detener el crecimiento del cáncer, diferentes científicos han realizado cientos de investigaciones para descubrir nuevos biomarcadores capaces de ayudarlos a encontrar terapias no invasivas que detengan o disminuyan el avance del cáncer.

Entre ellos, hemos conocido un nuevo tratamiento con STING para disminuir el volumen de tumores cerebrales, hasta optar por las vacunas con tecnología ARNm. Si bien estos ejemplos son increíbles, todos requieren implementar algún fármaco, en cambio, un nuevo estudio propone una solución mucho más fácil y barata: ejercitarse.

Lee también: Analizan medicamento contra el cáncer que podría revertir el Alzheimer

Los investigadores de la Universidad Edith Cowan, Australia, descubrieron en su nuevo estudio que el ejercicio es capaz de inducir a los músculos a liberar una proteína capaz de ralentizar el crecimiento de los tumores.

Llegaron a esta conclusión luego de reclutar a 10 pacientes con cáncer de próstata, a quienes se les asignó un programa de ejercicio de 12 semanas junto con un tratamiento convencional que comprende la privación de andrógenos.

El programa incluyó:

  • Equilibrio de ejercicios aeróbicos
  • Desarrollo muscular
  • Tomar suplementos de proteínas
  • Dieta con control de calorías

Lee también: Desarrollada en Chile: Comienzan ensayo clínico de vacuna terapéutica contra el cáncer de vesícula biliar

Antes de iniciar el ejercicio y luego de terminarlo, a cada voluntario se le tomaba una muestra de sangre, con el objetivo de estudiar los cambios en sus niveles de mioquinas.

“Cuando tomamos su sangre antes del ejercicio y su sangre después del ejercicio y la colocamos sobre células vivas de cáncer de próstata, vimos una supresión significativa del crecimiento de esas células a partir de la sangre posterior al entrenamiento. Eso es bastante importante, lo que indica que el ejercicio crónico crea un entorno supresor del cáncer en el cuerpo”, indicó Robert Newton, autor del estudio en un comunicado.

Lee también: Nueva herramienta de IA mejora la precisión de las imágenes del cáncer de mama

Si bien el estudio publicado en Medicine and Science in Sports and Exercise no es definitivo, ya que la mioquinas no matan directamente a las células cancerosas, sí ofrece pistas sobre cómo el ejercicio llega a ser beneficioso, tanto para prevenir su desarrollo como también como un complemento de terapias contra el cáncer.

Para responder a las dudas sobre la mioquinas, el equipo está preparado una investigación de seis meses para conocer los beneficios del ejercicio en la ralentización del cáncer de próstata en estado avanzado.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias