Diversas noticias han dado cuenta de personas que dieron positivo al virus luego de haberse vacunado contra la enfermedad. Sin embargo, historias como esta se repetirán a medida que las personas alrededor del mundo se inoculen.

En muchos individuos este tipo de información ha provocado, erróneamente, dudas respecto a su efectividad. Pero ¿Cómo y por qué puedo infectarme después de que me apliquen la inoculación?

La inmunidad no es inmediata

Tal como dice el dicho la paciencia es la madre de todas las ciencias y los beneficios no son automáticos. Alcanzar la inmunidad toma tiempo y vacunas como las de Pfizer o Moderna requieren dos dosis, administradas con semanas de diferencia, para entrenar el sistema inmunológico.

Lee también: Confirman que la vacuna de Pfizer es efectiva contra las nuevas variantes del COVID-19

“Eso significa que es posible que una persona se infecte con el virus que causa COVID-19 justo antes o justo después de la vacunación y aun así se enferme”, señalaron desde los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Moderna detalló que la eficacia de su vacuna se alcanza aproximadamente 14 días después de la segunda dosis, mientras que la de la farmacéutica Pfizer luego de 7 días, por lo que el llamado es a seguir tomando las medidas para evitar el contagio.

Puede que las vacunas no otorguen una protección perfecta

Ninguna vacuna es 100% efectiva y los fabricantes de diferentes partes del mundo aún están evaluando si las vacunas protegen contra todas las infecciones o sólo contra las que causan síntomas.

Algunos pacientes son asintomáticos y ensayos como los de Moderna y Pfizer solo analizaron si prevenían las infecciones con síntomas. Por ende, la CDC recomendó que quienes se hayan inoculado no asuman que son completamente inmunes.

La vacuna no provoca el virus

Las vacunas actuales contra el coronavirus no pueden infectar a nadie. Las principales llevan sólo un pequeño tramo de material genético conocido como ARN mensajero o ARNm, el cual instruye a las células del cuerpo para que produzcan una pieza de material que parece parte del virus.

Lee también: El duro llamado del jefe de la OMS: “Mi única esperanza es que haya menos politiquería sobre la salud”

Estos minúsculos elementos son reconocidos por el sistema inmunológico como un invasor extraño, por lo que comienza a generar anticuerpos y células inmunitarias que detectan y neutralizan el virus si la persona se expone a él.

Con el tiempo la inmunidad puede disminuir

Hasta ahora no se sabe cuánto tiempo las vacunas protegerán a las personas de la infección. Esto se debe a que el nuevo coronavirus solo ha existido durante aproximadamente un año, y las fases finales de prueba de los diferentes laboratorios solo concluyeron hace poco tiempo o siguen en curso.

La protección otorgada puede desaparecer con el tiempo, y se podría requerir una inyección de refuerzo años después. Además, el nuevo coronavirus podría mutar causando una menor efectividad de la inoculación.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias