En uno de los días más calurosos de este verano, los lugareños de una pequeña villa de Kulusuk, Groenlandia, escucharon lo que parecía ser una explosión. Resultó ser el rompimiento de un glaciar del porte de un estadio de fútbol a más de ocho kilómetros de distancia.

Groenlandia perdió 12,5 mil millones de toneladas de hielo el 2 de agosto de 2019, la pérdida más grande en la historia, en otro hito que nos recuerda que estamos viviendo una crisis climática.

Kulusuk también es un campamento base para el programa Oceans Melting Greenland (OMG) de la NASA.
Los científicos de la OMG viajaron a la isla más grande del mundo este año, luego de que una seguidilla de olas de calor calcinaron a los Estados Unidos y a Europa, destruyendo récords de temperatura y gatillando el derretimiento masivo de capas de hielo.

Lee también: Un mundo sin hielo: Islandia se despide de su primer glaciar derretido por culpa del cambio climático

El oceanógrafo de la Nasa Josh Willis y su equipo están investigando cómo las capas de hielo están siendo atacadas no sólo por las crecientes máximas climáticas, sino también por alza de temperatura del océano, lo que las están carcomiendo por debajo.

Un avión DC-3 modificado, llamado ahora Basler BT-57, transporta a un grupo de investigadores de la OMG a través de las costas de Groenlandia. Desde el aire, el equipo lanza sondas especiales que atraviesan el gélido suelo que entregan información sobre la temperatura y la salinidad del agua.

Esto se realiza para medir posibles aumentos en los niveles del mar y sondear lo que podría significar para el futuro de la humanidad.

Lee también: Científicos advierten que los mares de Alaska se quedaron sin hielo

Hay suficiente hielo en Groenlandia como para hacer que el nivel del mar suba 7,5 metros, lo que sería devastador para todos los sectores costeros del planeta”, afirma Willis para CNN.

“Si el ritmo del derretimiento sigue igual durante las siguientes dos décadas, deberíamos comenzar a evacuar las costas de inmediato“, agregó.

Según Willis, lo que le ocurra a Groenlandia puede impactar a todo el mundo. “Miles de millones de toneladas de hielo perdidas acá, pueden aumentar el nivel de los mares de Australia, el Sudeste Asiático, los Estados Unidos, en Europa. Todos estamos conectados por el mismo océano“, concluyó.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias