Mientras los delegados del Foro Mundial de la Economía llegaron en sus jets privados, Greta Thunberg, una activista medioambiental sueca de 16 años, tomó un viaje en tren de 32 horas desde su casa para llegar a Davos, Suiza. Además, cambio una estadía en un hotel de lujo por un campamento a -17 grados.

Sin embargo, le está dando la pelea a uno de los grupos económicos más grandes del mundo.

El pasado jueves 24 de enero, Thunberg entregó un improvisado discurso en un almuerzo repleto de celebridades. Entre estas se encontraban las estrellas musicales Bono y Will.I.Am, el presidente de Salesforce, Marc Benioff, el ex presidente de Goldman Sachs, Gary Con, y un grupo de los más acaudalados bancarios e inversores.

La joven los atacó decididamente: “Algunas personas afirman que la crisis climática es algo que hemos creado nosotros mismos, pero eso no es verdad, porque si nadie es responsable nadie va a asumir la culpa“, apuntó la activista.

Lee también: 2018: El año más caliente en la historia para los océanos

“Algunas personas, algunas compañías, algunos altos mandos en particular, han sabido exactamente qué recursos invaluables han estado sacrificando para seguir generando cantidades inimaginables de dinero. Y creo que muchos de ustedes acá presentes pertenecen a ese grupo de personas”, recalcó Thunberg, antes de que Bono comenzara a aplaudir.

Fue bastante divertido“, declaró para CNN, luego de haber entrado a la junta de la élite global con un propósito: hacer que las compañías actúen para detener el cambio climático.

Les dije que eran parte de un grupo de personas que son en su mayoría responsables y que el futuro de la humanidad descansa en sus manos. No supieron como reaccionar“, apuntó.

Lee también: Golpe a la cátedra: Chileno reescribe la “ley del fuego de la vida”, lo que promete ayudar con el cambio climático

La adolescente habla calmadamente, pero no se guarda las palabras con respecto a lo irónico que es que los multimillonarios de Davos discutan reducir su huella de carbono. “Creo que es muy poco razonable que las personas vengan a discutir soluciones para el cambio climático en jets privados. No tiene lógica“, concluyó.

“Deberías hacer lo que dices, si no, la gente no te va a tomar en serio” afirma.

Thunberg vive por sus ideales. Ya no viaja en avión, y tiene una dieta estrictamente vegana, al igual que sus padres.

No ha dado su brazo a torcer con respecto a su postura, manteniéndose constantemente afuera del parlamento suizo. Dice que no va a parar hasta que Suiza esté de acuerdo con el tratado de Paris, el cual propone que no se permita dejar al calentamiento global subir más de 1.5°C la temperatura del planeta durante este siglo.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias