{"multiple":false,"video":{"key":"b477UGdNQr","duration":"00:08:50","type":"video","download":""}}

La Empresa Sanitaria de Valparaíso, Aconcagua y Litoral (Esval) destinó 50 mil millones de pesos para enfrentar la sequía que afecta a la Región de Valparaíso. Una de las medidas implementadas es comenzar con la segunda fase de la conexión entre la planta de Esval en Concón y el embalse Los Aromos, para poder asegurar el agua en la quinta región. 

José Luis Murillo, gerente general de la empresa, aseguró en CNN Chile que las inversiones en “temas de sequía son complejas y estructurales, por tanto, no se puede improvisar”. Además, afirmó que Esval ha invertido, hace más de cinco años, una suma total de 80 mil millones anuales, de los cuales más de 50 mil millones son destinados exclusivamente a los temas de sequía.

Lee también: Chile se seca: Sobreexplotación, sequía y cambio climático obligan a miles de chilenos a vivir sin agua

Respecto a la escasez hídrica de este año, el gerente espera que lleguen las lluvias en mayo, junio, julio, de ser así, sostuvo que “no vamos a tener problemas en la quinta región en cuanto al suministro, pero tenemos que estar atentos y reservando el agua para que la próxima temporada la podamos salvar si viene tan mal como el 2019”.

Hasta el momento, sólo se puede estimar las proyecciones de lluvia basándose en análisis de años anteriores. “Lo que hacemos es tomar lo que hemos vivido en los últimos años, ponernos en el peor caso y siempre planificar en el escenario más pesimista”, aseveró.

Según Murillo, la demanda de agua en estos últimos meses ha sido baja y se debe a una “mayor conciencia de las personas en tener un consumo responsable y por las manifestaciones sociales”, lo que también implicó una reducción de turistas en la zona. 

Lee también: Sequía: Al menos 10 embalses y lagunas entre regiones de Valparaíso y Maule están en niveles críticos

En el periodo posterior al verano, marzo, abril y mayo, aunque la demanda es más baja, de igual forma sostiene que “estamos en una zona de alto riesgo”. 

Murillo ejemplificó este dicho con lo ocurrido en el Embalse de Peñuelas, el cual “en su inicio, daba el servicio por completo Valparaíso. Hoy está totalmente seco”.

Por eso, Esval apunta a la importancia del proyecto para generar la interconexión de Los Aromos con la planta de Concón, el cual tiene como fin que “mediante una tubería reversible, que en invierno impulse agua desde la planta de Concón hacia el embalse Los Aromos. Después, en verano y otoño, utilizamos el agua embalsada para alimentar la planta y suplir la falta de causal en el río”, explicó.

Lee también: Las postales que va dejando la sequía y la escasez hídrica en Chile

La sequía en contexto

La crisis vivida en Chile desde el 18-O, según palabras del gerente general de Esval, produjo una reducción de turistas en la zona, por ende, una demanda menor de agua.”Lo que quiere decir que es compatible con la sequía, porque la escasez de recursos con una menor demanda es siempre un mejor escenario que lo contrario”, agregó.

En esta línea, dijo que las proyecciones con las cuales trabajan no son específicas porque “no sabemos cómo se va a comportar el consumo con el tema social que vivimos en el país y es una incertidumbre”. 

En cuanto al coronavirus, desde la empresa se preocuparán de que “el agua que entregamos esté en estado perfecto en continuidad y calidad, y eso es lo que hacemos todos los días”.

Tags:

Deja tu comentario


Sigue la cobertura en CNN Chile y CHVNoticias