Por Alejandro Sepúlveda Jara
{"multiple":false,"video":{"key":"bJeQ6R","duration":"00:01:14","type":"video","download":""}}

“En Nirivilo se secó el pozo que abastecía a 190 personas”. Así de dramática es la situación que padecen los habitantes del secano costero de Linares en la región del Maule. Por lo mismo, el acalde de San Javier, Jorge Silva, pide que se declare “emergencia hídrica” en la comuna.

Cerca de 16 mil personas viven en sectores rurales de San Javier, casi todas ellas están sufriendo por la falta de agua para cubrir sus necesidades básicas. “Huerta de Maule, Vado de la Patagua, Caliboro, Pillay, Arbolillo, Pitigua, Rastrojo, Codellima, en fin, todos estos sectores de San Javier están quedando sin agua. En esas zonas estamos entregando agua con camiones aljibes”, afirma la autoridad comunal.

Lee también: Parques nacionales y glaciares en peligro por la escasez hídrica

Todas estas localidades son abastecidas habitualmente por las APR, pero sus pozos se han secado. Según Silva, “desde los incendios de 2017 que estamos presentando problemas de escasez hídrica. En cuanto a las causas de esto, obviamente está la falta de lluvias. Además, nos afectan las plantaciones de pinos y eucaliptos que están en vastos sectores de nuestra comuna. También hemos denunciado a particulares que están extrayendo agua inescrupulosamente de los ríos de la zona, por lo que estos se están secando”.

Este jueves, 20 de febrero, el alcalde de San Javier acordó con la gobernación de Linares la entrega por parte de estos últimos de 50 mil litros de agua hasta el 31 de marzo para las familias de Nirivilo. “Por lo tanto, el agua que el municipio está entregando ahí se destinará a otras localidades de la comuna que están sufriendo lo mismo”, cerró la autoridad.

Lee también: Lago Peñuelas estaría llegando a un “mínimo extremo” de agua y podría secarse definitivamente

Chile vive la peor sequía de su historia, marcada por la falta de lluvias, la sobreexplotación del recurso hídrico y los efectos del cambio climático. Los crecientes incendios forestales en algunas regiones se suman a la crítica situación del agua en el país.

El sur del país está marcado por la disminución en al disponibilidad de agua subterránea. Cerca de 400 mil personas en Chile dependen del abastecimiento de agua mediante camiones aljibes. Las regiones Ñuble y Bío Bío son las que más han gastado dinero en este concepto durante la última década.

La Araucanía, Valparaíso, Coquimbo y Los Lagos, no se quedan atrás en este penoso gasto debido a la falta de agua y la necesidad de abastecer a la ciudadanía del vital líquido.

Las cifras son preocupantes, a los efectos del calentamiento global y el consecuente cambio climático, se suma el mal uso que se le da al recurso hídrico. Se calcula que 40% del agua dulce se pierde por mala gestión, algo que ha sido fuertemente cuestionado, especialmente, porque Chile es el único país en el que este recurso está en manos de empresas privadas.

Tags:

Deja tu comentario


Sigue la cobertura en CNN Chile y CHVNoticias