{"multiple":false,"video":{"key":"czo7KHXdbOe","duration":"00:05:51","type":"video","download":""}}

Estudios científicos anticipan cuáles van a ser la zonas de la costa chilena que van a ser las más afectadas por el alza del nivel del mar que genera el cambio climático.

En muchas zonas de nuestro litoral los efectos de este fenómeno ya se observan. Y lo más preocupante es que estos cambios no están incorporados en la planificación urbana de las ciudades costeras de Chile.

Lee también: Ni esculturas, ni pinturas: El Museo de la Basura que busca generar conciencia con los desperdicios que se dejan en las playas

Los efectos planetarios son inevitables, cada año se desprenden de la Antártica masas de hielo del tamaño de ciudades enteras o países pequeños, pero son kilómetros y kilómetros de glaciares que se separan de su origen, con lo que se produce un deshielo que amenaza con aumentar los niveles del mar e innundar las costas del mundo, incluidas las de Chile.

Con los gigantescos iceberg que se desprenden de los glaciares, millones de litros de agua provenientes del hielo derretido aumentan el nivel de los mares. En Chile, los efectos ya son visibles. Un alto porcentaje de las playas chilenas están retrocediendo de manera peligrosa.

Se comprobó que de 34 playas en Chile, el 80% de estas tiene erosión de alta a muy alta, es decir, retroceden al menos 1.2 metros por años durante los últimos 40 años”, explica Carolina Martínez, investigadora del Observatorio de la Costa.

Los expertos recomiendan tomar en cuenta los desastres naturales previos como tsunamis o inundaciones y considerarlos en la planificación urbana de las costas chilenas para evitar futuras catástrofes humanas.

“Eso hay que considerarlo de cara a los emplazamientos futuros. Tienen que considerar que eventualmente va a haber inundaciones. Idealmente, los nuevos emplazamientos deberían retraerse”, comenta Patricio Winckler, académico en Ingeniería Civil Oceánica de la Universidad de Valparaíso.

Según un estudio realizado a través de un software creado en el servicio geológico de Estados Unidos e integrado al sistema de información geográfico local, se laboraron la cartas de erosión costera, las playas más afectadas son Cartagena, La Serena, Hornitos y la región de Antofagasta con un retroceso de 2,6 metros por año. Le sigue Algarrobo con un retracción costera de 2,54 metros anual, seguido de Santo Domingo, en la misma región, con 1,73 metros.

Viña del Mar, no es la excepción, el académico explicó mediante imágenes satelitales en la aplicación Google Earth, cómo se ve la diferencia en la línea costera al comprar imágenes de hace 16 años y las de ahora. El retroceso de la costa es evidente.

Lee también: Expertos de la NASA advierten: Si Groenlandia se sigue derritiendo al mismo ritmo, deberemos evacuar las costas

Se estima que para el año 2045 habrá zonas que estarán totalmente bajo el agua y, aunque faltan dos décadas y media, el impacto hoy comienza a notarse con marejadas que afectan las costas.

Todo esto se debe, en gran parte, a los efectos del cambio climático producido por el calentamiento global, comenta Winckler. De acuerdo a la investigación, las mayores tasas de erosión se producen en playas de ensenadas, donde se desarrollan extensos litorales arenosos. 

Tags:

Deja tu comentario


Sigue la cobertura en CNN Chile y CHVNoticias