Por María Jesús Cardemil
{"multiple":false,"video":{"key":"b475OaRKDN","duration":"00:04:10","type":"video","download":""}}
VIDEO RELACIONADO – Entrevista a ministra Schmidt sobre plataforma para reciclar en casa (04:10)

Platos, vasos, cubiertos, envases sellados con papel film y una bolsa plástica donde viaja todo eso hasta nuestro hogar. Cada vez que pedimos comida preparada, generamos una gran cantidad de residuos, principalmente plástico. Recordemos que, en nuestro país, existe un altísimo consumo de este material: 990 mil toneladas al año. De esa cantidad, solo reciclamos el 8,5%.

Una opción enfocada en la gestión responsable de residuos es la que está llevando a cabo la Fundación Chile Verde, que desarrolla estrategias de sustentabilidad a través de la implementación de proyectos sociales, culturales, económicos y medioambientales. Desde agosto de 2019, están promoviendo la utilización de recipientes compostables, para artículos de un solo uso y que generalmente son de plástico.

Lee también: Descubren que la brisa marina contiene el microplástico que se desecha en los océanos

Algunos de los materiales que pueden dar origen a envases 100% compostables son el ácido poliláctico, mater-bi, pulpa de bambú, pulpa de celulosa y hojas de palma. Visualmente son iguales a los de plástico, pero esconden una gran y fundamental diferencia: se degradan biológicamente.

El presidente de la Fundación Chile Verde, Andrea Martinetti, explica a Desafío Tierra que elementos como los vasos desechables para bebidas calientes, están fabricados con papel y film plástico en su interior, lo que hace que no se pueda reciclar ni lo uno ni lo otro. Sin embargo, cuando se utiliza un film compostable, “todo eso se va a compostaje, entonces entra en el círculo virtuoso de la economía circular y sale de la economía lineal; que es que el vaso se va al relleno sanitario”.

Un caso exitoso de delivery que ha acompañado la fundación, es el de la heladería “Oggi”. Ellos hicieron el reemplazo debido a un convencimiento respecto del medio ambiente, pero también “les dio un resultado comercial importante. Las ventas aumentaron desde el momento que implementaron el recipiente compostable”, asegura Martinetti. Además, comenta que la apreciación de sus clientes sobre esta medida fue muy bien recibida.

El paso siguiente que están trabajando con la heladería, es el seguimiento de sus envases para compostarlos. La fundación que opera en conjunto a la planta de compostaje Armony Sustentable, también realiza un sistema de retiro. Martinetti comenta: “Si tú no lo puedes hacer por tu cuenta, porque no tienes la compostera, porque es complicado. Tú lo puedes devolver y nosotros lo vamos a compostar y transformar entonces en abono”. De esta forma, se “completa el círculo perfecto de la economía circular”, expresa el presidente de la Fundación Chile Verde.

Elegir compostar

En Chile, una persona genera 1,25 kilos de basura diaria y aproximadamente el 50% corresponde a residuos orgánicos que terminan en rellenos sanitarios. El compostaje es el proceso de transformación de esta materia orgánica, en la que obtiene compost: un abono natural.

Lee también: Recicladores y coronavirus: ¿Cómo tratar los desechos en tiempos de pandemia?

Según el Informe del Banco Mundial, “What a Waste 2.0” de 2018, a nivel mundial solo el 5,5% de los residuos se compostan y en el caso de Chile: solo el 0,4%. Por otra parte, el reporte Food Wastage Footprint: Impacts on Natural Resources de 2013, asegura que el compostaje doméstico puede recuperar potencialmente hasta 150 kg de residuos de alimentos por hogar al año.

Tags:

Deja tu comentario


Sigue la cobertura en CNN Chile y CHVNoticias