Agricultura sostenible: Lanzarán tractor que usa hidrógeno como combustible - (01:11)
{"multiple":false,"video":{"key":"czpecBh8Vl9","duration":"00:01:11","type":"video","download":""}}

El auge de la agricultura intensiva está poniendo en riesgo las oportunidades del mundo de alcanzar las metas acordadas sobre el cambio climático en el Pacto de París. 

Un mayor uso de fertilizantes artificiales y una creciente población de ganado está haciendo que la concentración de un gas de efecto de invernadero aumente mucho más allá de los parámetros naturales. 

El óxido nitroso se produce por la sobreexplotación de los fertilizantes artificiales, además de fuentes naturales tal como el estiércol animal, teniendo un efecto de calentamiento 300 veces mayor al del dióxido de carbono. Los niveles de óxido nitroso en la atmósfera son 20% mayores a los niveles preindustriales y -gran parte- proviene de la industria de la agricultura. 

Lee también: Tres cambios clave que podemos realizar en nuestra dieta para frenar el cambio climático

Las emisiones de óxido nitroso están creciendo a un ritmo de 1,4% por año, superando a las proyecciones realizadas por el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC), y no hacer nada al respecto podría aumentar el riesgo de que el mundo exceda el límite de 2ºC de calentamiento impuesto por el Pacto de París, de acuerdo al paper publicado en Nature

Hanqin Tian, profesor de la Universidad Auburn (Estados Unidos ) y principal autor del estudio, aseguró a The Guardian que “el conductor dominante del incremento es la agricultura. La creciente demanda de comida y alimento para animales incrementará las emisiones globales de óxidos nitrosos”. 

Según el estudio, las tasas actuales de emisiones de óxido nitroso son consistentes con un escenario de temperaturas 3ºC por sobre los niveles industriales. 

Los fertilizantes artificiales provocan 2 tercios de las emisiones de óxido nitroso provenientes de la agricultura. El gas es liberado cuando los microbios del suelo rompen el exceso de fertilizante, especialmente en tierra húmeda o mojada, donde hay menos oxígeno. 

Lee también: Comida del futuro, hoy: Crean carne comestible con una impresora 3D

Los granjeros pueden reducir la cantidad de óxido nitroso producido con simples medidas como manejar apropiadamente su fertilizante, evitar los excesos y usar el producto sólo en las condiciones climáticas adecuadas. 

“Contamos con las herramientas para reducir el problema. Esto no es irreversible, pero las buenas prácticas deben ser adoptadas ampliamente. No necesitamos sacrificar la producción, sólo de manejarla cuidadosamente”, precisó Parvadha Suntharalingam de la Universidad de East Anglia, y coautora del paper. 

La investigación también descubrió que Brasil, China e India cuentan con las tasas de crecimiento más altas de emisiones de óxido nitroso, debido a su rápida adopción de la agricultura animal y de granos intensiva. 

Tags:

Deja tu comentario


Sigue la cobertura en CNN Chile y CHVNoticias