Los wómbats son unos marsupiales nocturnos y pasan durante todo el día durmiendo en sus madrigueras, además de ser conocidos por sus llamativos excrementos en forma de cubo.

Los expertos señalan que cada cuatro a 10 días cambian de madriguera y a menudo se trasladan a otras cuevas previamente ocupadas por otros wómbats. Para los investigadores de la Universidad La Trobe y la Universidad de Tasmania, es de vital importancia conocer el ambiente de su hábitat.

Los científicos señalan que los ácaros sarcoptes scabiei pueden transferirse entre los marsupiales cuando se intercambian de madrigueras causándoles sarna sarcópita.

Lee también: Estos 9 animales se extinguieron en su estado salvaje y los científicos los trajeron de vuelta

Las madrigueras de Wombat son difíciles de estudiar ya que son estrechas, fangosas, pueden tener decenas de metros de largo y contener secciones empinadas y curvas cerradas”, dijo el Dr. Robert Ross de la Universidad La Trobe y autor del estudio.

Para estudiarlos, los científicos crearon WomBot, un robot que mide 30 centímetros de largo, pesa 2 kg e imita la velocidad del animal.

Crédito: Universidad de Tasmania

Así mismo, posee sensores de temperatura y humedad, junto con cámaras delanteras, traseras y luces LED. Mediante un cable Ethernet -conectado a un operador humano en la superficie- puede transmitir el video en vivo. 

“WomBot nos permite entrar y explorar estas madrigueras sin destruirlas o usar un costoso radar de penetración terrestre. Esto puede ayudarnos a comprender mejor las condiciones ambientales dentro de las madrigueras que pueden facilitar la transmisión de sarna sarcóptica“, agregó Ross.

Lee también: Científicos descubren una “rana de chocolate” en Nueva Guinea

Pruebas en terreno

WomBot fue utilizado en septiembre de 2020, donde exploró 30 madrigueras en Tasmania. Allí encontró una temperatura promedio de 15º C, mientras que la humedad relativa fue de 85%.

Los sarcoptes scabiei pueden prosperar en temperaturas de 10º C y en una humedad relativa de 75% a 95%, condiciones similares a las encontradas en las madrigueras.

Con estos datos, publicados en SN Applied Sciencesel equipo cree que los ácaros pueden sobrevivir entre 9 a 10 días en la entrada de una madriguera entre 16 a 18 días dentro de ella, contagiando a todos los animales.

WomBot podría potencialmente usarse para ayudar a reducir la propagación de la sarna sarcóptica mediante la entrega de insecticida o asegurando que las madrigueras estén vacías antes de ser calentadas temporalmente para erradicar los ácaros”, explicó Ross. 

Tags:

Deja tu comentario


Sigue la cobertura en CNN Chile y CHVNoticias