{"multiple":false,"video":{"key":"czjVslurhnY","duration":"00:04:33","type":"video","download":""}}

La ranita de Darwin se encuentra en peligro de extinción; la acción humana y el cambio climático la están matando. Esto es lo que ha ocurrido en el pasado y más aún en nuestro presente.

Osvaldo Cabezas, quien trabaja en la Unidad de Herpetología del Zoológico Nacional, explica que cuando hay una alteración en el ambiente, los primeros en verse afectados son los anfibios, por eso se les llama indicadores o semáforos de la naturaleza.

En concreto, cualquier animal cumple un rol importante y si llega a desaparecer, hay una alteración en la cadena trófica donde el ambiente se ve afectado.

Lee también: Rob Knight propone el uso de transplantes fecales para prevenir el cáncer y la obesidad: “Es un 90% efectivo”

Según el Fondo Mundial de la Naturaleza, en 40 años ha desaparecido de la tierra el 38% de las poblaciones de invertebrados principalmente por la pérdida de hábitat, contaminación y enfermedades.

Sin embargo, hay quienes han entendido esta problemática y se encuentran trabajando en uno de los proyectos más ambiciosos en relación a esta materia.

El doctor en Inmunología, Harris Lewin, lidera el proyecto biogenoma de la tierra. Su objetivo es secuenciar genéticamente a toda la vida del planeta, es decir, tomar su ADN.

Un genoma puede hablarnos del pasado, informarnos de nuestros ancestros, del presente, de la clase de rasgos que tenemos y puede decirnos algo del futuro en términos de predicciones de riesgo de desarrollar enfermedades específicas”, explicó Lewin.

El proyecto requiere conocer las especies de todo el planeta, incluida las que viven en nuestro territorio y un chileno está a cargo de aquel trabajo.

Lee también: Soluciones tecnológicas para la parálisis y las enfermedades genéticas: Las promesas del futuro de la medicina

El director del Centro de Regulación del Genoma de la Universidad de Chile, Miguel Allende, es quien lidera la secuenciación de nuestras especias aportando al desafío mundial.

Allende destaca que el desarrollo de las especies en nuestro territorio es particular. Esto debido a que estamos en una “especie de isla” y por lo tanto, han tenido que adaptarse.

El desarrollo de nuevas tecnologías hacen que el secreto del ADN sea tan potente que, por ejemplo, a partir de invertebrados como los moluscos, se han desarrollado varios medicamentos aprobados para tratar el cáncer.

Lee también: Richard Dawkins, la creación y Darwin: “Si la ciencia no lo puede explicar, nada lo puede explicar”

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias