VIDEO RELACIONADO - Datos de origen del COVID-19 sin analizar (02:28)
{"multiple":false,"video":{"key":"czt50gSt9gR","duration":"00:02:28","type":"video","download":""}}

Expertos han señalado en varias ocasiones que los lugares que poseen una mala ventilación y están llenos de personas, representan una alta probabilidad de aumentar los niveles de contagio por algún patógeno viral. 

Esto es especialmente relevante en plena pandemia, con las autoriades sanitarias y especialistas advirtiendo constantemente la necesidad de abrir los espacio y, además, seguir cumpliendo las medidas sanitarias como distanciamiento social, lavado constante de manos, utilizar mascarilla y alcohol gel.

Lamentablemente, estas medidas cuesta cumplirlas cuando estamos entrando la época de invierno, cuando las condiciones climáticas aumentan la posibilidad de que una persona se puede contagiar de algún virus, ya que en los espacios públicos comienza a disminuir la circulación del aire, como es el ejemplo de oficinas, el metro, las salas de clases, entre otros.

Lee también: Ahora que se ha probado su eficacia contra el COVID-19, el ARNm puede hacer mucho más

Entonces, ¿Cómo se puede medir el riesgo de contagio en un espacio cerrado?

Científicos del Centro de Modelamiento Matemático (CMM) y del Centro Excelencia en Astrofísica y Tecnologías Afines (CATA) de la Universidad de Chile, crearon y diseñaron un aparato de bajo costo capaz de medir los niveles de dióxido de carbono (CO₂) existente en un lugar cerrado con el objetivo de detectar los riesgos de exposición de un contagio viral. 

“Actualmente confiamos mucho en el uso de aforos reducidos, pero no está bien dirigido al problema de fondo, que es la recirculación y el reuso del aire que respiramos”, dijo Ricardo FingerDoctor en Ingeniería Eléctrica e investigador del CATA de la Universidad de Chile y co-autor del dispositivo. 

Este dispositivo monitorea en tiempo real los niveles de CO₂, los cuales son enviados a una nube que se mantiene constantemente actualizada.

Prototipo. Crédito: FEF

Lee también: Crean una “nariz electrónica” capaz de detectar el COVID-19 en pocos segundos

El sensor puede detectar las concentraciones de CO₂, mediante la emisión de una luz infrarroja que es absorbida por las moléculas de dióxido de carbono en el aire, además de identificar los niveles de temperatura y humedad.

“La central está conectada a internet vía wifi, y es la encargada de subir los datos a la nube. Una vez en la nube, los datos pueden ser consultados por una interfaz que alimenta una página web donde es posible consultar los valores históricos de cualquier sensor de la red”, explicó Francisco Föster,  Doctor en Astronomía de la Universidad de Oxford e investigador del CMM y co-autor. 

Es de vital importancia analizar los los niveles de CO₂ , ya que con esa información se puede conocer qué tan bien ventilado está un lugar.

La única forma de salir de esta pandemia es usando la evidencia científica, la que sugiere que el contagio aéreo es una de las principales vías de contagio”, dijo Francisco Förster.

Actualmente el equipo ya probó su efectividad en recintos estudiantiles y están a la espera de comenzar a comercializarlo.

Ricardo Finger (Izq) y Francisco Förster (Der) con el dispositivo. Crédito: FEF

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias