Video Relacionado: Alpacas combaten variantes del covid-19 (02:17)
{"multiple":false,"video":{"key":"oVHcTyjeNK","duration":"00:02:17","type":"video","download":""}}

La variante P.1 de SARS-CoV-2 se vio por primera vez en Manaos, la capital del estado de Amazonas en Brasil e investigaciones iniciales sugirió que el virus surgió que el virus comenzó a propagarse en noviembre del 2020.

Tras ello, rápidamente se convirtió en una cepa dominante, los que llevó a muchos expertos a creer que una persona que ya había sido infectada con el virus podría reinfectarse con la variante P.1.

En un nuevo estudio realizado por investigadores de Brasil, Reino Unido y Estados Unidos observaron la variante P.1 a través de un análisis de un reloj molecular, donde determinaron que el virus posee 17 mutaciones identificables y que tres mutaciones de pico (N501Y, E484K y K417T).

Lee también: Se administra una vez a la semana: Inyección reforzada de insulina presentó buenos resultados en ensayo clínico fase II

Señalan que estas tres proteínas de pico son particularmente preocupantes ya que permitirían que el virus se una estrechamente con las células humanas, y en algunos casos, ayuda a evadir los anticuerpos. Además, encontraron evidencia que la variante P.1 puede evadir la respuesta inmune a cepas anteriores.

El equipo simuló el virus para poder determinar cómo ha cambiado sus habilidades cada vez que muta.  Las simulaciones indicaron que la variante es de 1,7 a 2,4 veces más transmisibles que las cepas anteriores del virus.

Sin embargo, no lograron determinar si este aumento se debe a que el virus persistió por más tiempo en el cuerpo o si su carga viral se incrementó.

Lee también: ¿Sufres del síndrome del corazón roto? Investigadores descubren una terapia que revierte el daño causado por la afección

Además, explican que no se logró determinar si produce casos graves o si son más cortos. 

Los investigadores estimaron que las personas infectadas en Manaos presentaban entre 1,2 a 1,9 veces más de probabilidades de morir a causa de una infección por P.1, pero no están claros si esto de debe a los cambios del virus o al sistema de atención de la ciudad, debido a la gran demanda que tienen a causas de la pandemia.

El estudio fue publicado en la revista Science y concluye que aún se requieren más trabajos para determinar si esta cepa es realmente capaz de infectar a las personas que han sido infectadas con otras cepas o ya se han vacunado.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias