Las bacterias que habitan en el cuerpo, especialmente las que están presentes en el intestino, desempeñan una importante labor al otorgar inmunidad desde el momento de nacer.

Diversos estudios han demostrado que nacer por cesárea resulta perjudicial para este microbioma intestinal, pero un trasplante fecal parece haber dado la solución a este problema.

Los bebés que nacen por vía vaginal y cesárea poseen diferentes microbiomas intestinales, esto debido a que durante las cesáreas los recién nacidos no están expuestos a la microbiota de la vagina y el perineo de sus madres durante el parto, impidiendo la transferencia natural de microbios.

Lee también: Trasplante fecal curó a un paciente cuyo intestino provocaba que siempre estuviera ebrio

El nacimiento por cesárea está asociado con un mayor riesgo de muchas enfermedades relacionadas con el sistema inmunológico, lo que sugiere que la falta de microbios maternos en la vida temprana puede tener consecuencias a largo plazo en la salud del niño”, señaló a través de un comunicado, Willem M. de Vos, profesor de microbioma humana y autor principal del estudio.

Científicos de la Universidad de Helsinki evaluaron si este desarrollo alterado de la microbioma intestinal podría restaurarse en los recién nacidos mediante un trasplante postnatal de microbiota fecal materna (FMT) suministrado por vía oral.

Este estudio demuestra que la microbiota intestinal de los bebés nacidos por cesárea puede ser restaurada postnatalmente por el TMF materno y proporciona un respaldo adicional para la transferencia natural de la microbiota intestinal de la madre al bebé”, detalló M. de Vos.

Los pequeños nacidos por cesárea que recibieron el FMT se mantuvieron sanos y no experimentaron efectos negativos. Asimismo, su composición de la microbiota fue controlada durante 3 meses y se comparó con la de aquellos nacidos por cesárea no tratados y otros nacidos por vía vaginal.

Lee también: Estudio afirma que los transplantes fecales podrían reducir los síntomas del autismo a largo plazo

La microbiota intestinal de los bebés tratados con FMT se volvió muy rápidamente similar a la de aquellos nacidos por vía vaginal. No se parecía a la de los pequeños nacidos por cesárea no tratados, lo que demuestra que el tratamiento fue eficaz para restaurar el desarrollo normal de la microbiota”, manifestó el Dr.Katri Korpela, uno de los autores del estudio.

Los investigadores advirtieron que las personas no deben intentar llevar a cabo este procedimiento por sí mismos, ya que las muestras fecales usadas fueron previamente analizadas para detectar patógenos peligrosos y confirmar su seguridad.

La investigación completa fue publicada en la revista científica Cell.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias