Por José Ferrada
{"multiple":false,"video":{"key":"oVsK0r4aq7","duration":"00:02:52","type":"video","download":""}}
VIDEO RELACIONADO – Analizan exámenes PCR de COVID-19 en solo 3 horas – (02:52) 

No solo afecta nuestro sistema respiratorio. Hasta ahora, podemos decir que el virus es capaz de provocar fallas multisistémicas en nuestro organismo. Esto porque científicos añadieron a la lista de consecuencias del virus posibles complicaciones cerebrales, además de los ya conocidos problemas respiratorios, dolores musculares, efectos en el riñón, hígado y corazón.

“Los accidentes cerebrovasculares relacionados al COVID-19 se han asociado a dos factores: uno es el daño directo de los vasos sanguíneos del cerebro que se puede producir por la inflamación inmune y sistémica, es decir en todos los órganos. El otro, trataría de la vasculitis, inflamación propia de los vasos sanguíneos, lo que aumenta el riesgo de coágulos en el cuerpo humano”, asegura Evelyn Benavides, neuróloga de la Clínica Vespucio.

Entre el 2 y el 26 de abril, un grupo de investigadores del Reino Unido identificó a 153 pacientes de COVID-19 que presentaron síntomas neurológicos. Aquellos síntomas incluyeron eventos cerebrovasculares, estados mentales alterados (cambio en personalidad, comportamiento o consciencia), o problemas en el sistema periférico del sistema nervioso.

Lee también: COVID-19: Situación epidemiológica empeora en regiones

Es importante destacar que el estudio publicado en The Lancet, aseguró que todos los síntomas se presentaron en casos severos de COVID-19. Y que en este punto de la Pandemia, es difícil estimar cuántos pacientes a nivel mundial podrían experimentar estas complicaciones.

Reportes tempranos desde Wuhan, China, registraron efectos en el cerebro de 78 a 214 pacientes severos de Coronavirus. En marzo, los doctores reportaron el caso de una mujer de 50 años, que tuvo una inflamación inesperada en su cerebro, de lo que se esperaba era debido a los síntomas del SARS-CoV-2.

Benedict Michael, científico clínico de la Universidad de Liverpool y principal autor del nuevo reporte asegura a Inverse que el estudio ayuda a solidificar el hecho que los síntomas neurológicos son parte de las características del COVID-19. “Ahora podemos entender la escala del problema”, agrega.

¿Cuales son los síntomas neurológicos?

Los científicos fueron capaces de recolectar datos de 125 de esos pacientes. De ellos 125, 77 sufrieron complicaciones cerebrovasculares. La más común, vista en 57 personas, fueron los ataques isquémicos; el tipo más común de accidente vascular, que se produce cuando un coágulo bloquea una vena que bombea sangre al cerebro.

El segundo síntoma más común fue un estado mental alterado; es decir confusión o delirios. Esto fue visto en 39 de los pacientes estudiados, quienes presentaron rasgos de encefalitis e inflamaciones en el cerebro, que podrían explicar dicho comportamiento.

El resto de los pacientes mostró un comportamiento que encajaba mejor con diagnósticos psiquiátricos. 10 fueron diagnosticados con psicosis; el sentimiento de estar desconectados de la realidad. Además mostraron síntomas parecidos a la demencia. Todos los demás entraron en categorías que pasaron de estados catatónicos, hasta comportamientos maniáticos asociados a condiciones como la bipolaridad.

Patrón que se repite

Michael explica que no sabemos qué tan frecuentemente se pueden presentar estos síntomas. Al parecer son “afortunadamente raros”, pero el enorme tamaño de la pandemia de COVID-19, se traduce en que una gran cantidad de personas lo experimenten.

“Si bien no se han realizado estadísticas. Lo que sí se ha investigado, sobre pacientes graves que se encuentran en la Unidad de Tratamientos Intensivos es de Estados Unidos, es que cerca de un cuarto de los afectados por los síntomas más graves del COVID-19, presentan daños neurológicos”, agrega Benavides.

“Incluso si el número de pacientes es pequeño, el denominador es enorme, debido a que una enorme cantidad de personas ha sido infectada. Estamos viendo una gran cantidad de cuadros complejos. En nuestro estudio logramos identificar 153 de estos pacientes en sólo 3 semanas”, agrega el especialista a cargo del estudio.

Lee también: ¿Por qué la tasa de letalidad no es un buen indicador para comprender el desarrollo de la pandemia?

Dentro de la muestra, los accidentes cerebrovasculares fueron más comunes en pacientes en los pacientes mayores (más de 60 años). Sin embargo, las condiciones de conciencia alterada, se dividieron equitativamente entre los sectores etarios que fueron parte del estudio.

No solo el COVID-19

El SARS-CoV-2 no es el único virus que pueda causar daños cerebrales. La Clínica de Mayo asegura que las infecciones virales son la causa más común de la inflamación cerebral, mejor conocida como encefalitis. Lo confuso del caso del coronavirus, es que estos síntomas neurológicos parecen estar relacionados a más que sólo a inflamación. Síntomas que van desde coágulos sanguíneos hasta estados alterados de la mente.

Reportes tempranos sugieren que el COVID-19 podría cruzar la barrera cerebro-vascular: esto a través del caso de un paciente en China de 56 años al que se le detectó rasgos de SARS-CoV-2 en su fluído cerebroespinal.

Michael cree que los efectos en el cerebro podrían estar relacionados a una respuesta exagerada del sistema nervioso, al ver que el virus puede de cierta forma pasar a través de las defensas del cerebro.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias