Luego de que los primeros casos fuera de China de Covid-19, la enfermedad causada por una nueva cepa de coronavirus, los informes de los siguientes infectados se fueron haciendo cada vez más difusos y difíciles de seguir. Dos meses después, esas pequeñas goteras en el sistema se transformaron en una inundación de personas infectadas con el enigmático patógeno.

Esta “curva exponencial” tiene preocupado a los expertos del mundo. Si el número de casos continuará duplicándose cada 3 días, habrían cientos de millones de casos en todo el mundo hacia mayo.

Científicos aseguraron que la propagación del virus puede retrasarse si las personas practican el “distanciamiento social”, lo que consiste en evadir espacios públicos y (generalmente) reducir lo más posible la cantidad de lugares a las que la persona vaya.

Lee también: Por qué el vodka no sirve contra el coronavirus: Todo lo que necesitas saber sobre el alcohol y lo sanitizantes de mano

Si no se toman medidas al respecto para frenar su avance, el Covid-19 continuará propagándose exponencialmente a lo largo de los siguientes meses. Para entender por qué, se instruyó simular un brote de una enfermedad falsa en una población imaginaria.

El escenario propuesto por el Washington Post, propone un patógeno llamado simulitis que se propaga incluso más rápido que el Covid-19: esta simulación propone que siempre que una persona saludable esté en contacto con una enferma, ésta se contagiará.

En un escenario de 5, no tomó mucho tiempo en que todos terminaran infectados. Sin embargo, en la vida real las personas eventualmente se recuperan: un sujeto que superó al patógeno no puede enfermarse ni enfermar a otras personas.

Según lo consignado por las simulaciones, en todos los escenarios es casi imposible evitar que el virus se propague en la población, a pesar de que se realizaran cuarentenas preventivas.

Lee también: Científicos no saben cómo se contagió: Recién nacido da positivo a test de coronavirus en Londres

Imagen de derecha a izquierda simulaciones bajo: “nulas medidas precautorias”; “Intento de cuarentena”; “distanciamiento moderado”; “distanciamiento intensivo”. Crédito: Washington Post.

Sin embargo, los expertos en salud vienen advirtiendo lo anterior hace meses. Lawrence O. Gostin, profesor de salud mundial en la Universidad de Georgetown aseguró que “en realidad los aislamientos de ciudades se realizan en muy pocas ocasiones y nunca son realmente efectivos”.

Afortunadamente, una de las formas que más útil ha demostrado ser ha sido el distanciamiento social. En la simulación propuesta por el Washington Post, hubieron dos tipos de aislamiento por parte de los sujetos del estudio: reclusión con excepciones y reclusión total.

Si bien, el aislamiento con excepciones mostró ser efectivo con una clara baja de la curva de epidemia. El distanciamiento social total, sin ninguna excepción redujo inclusive la cantidad de contagios.

Un distanciamiento social intenso mantiene a las personas aún más saludables. Para lograr esto se recomienda que los espacios públicos cierren sus “atracciones”.

“Controlamos el deseo de estar en espacios públicos cerrando dichos lugares. Italia ha cerrado todos sus restaurantes. China ha cerrado todo. Nosotros estamos comenzando a cerrar todo también”, aseguró Drew Harris, investigador de salud pública de la Universidad Thomas Jefferson. “Reducir las oportunidades de reunión ayuda a las personas a distanciarse“, concluyó.

Puedes realizar tus propias proyecciones de simulitis en el siguiente enlace.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias