VIDEO RELACIONADO - Abejorro introducido amenaza ecosistemas en Chile (00:51)
{"multiple":false,"video":{"key":"czsXql8kCbt","duration":"00:00:51","type":"video","download":""}}

Por si no lo sabías, los perros sufren de osteoartritis al igual que los humanos. Este tipo más común de artritis se produce cuando el tejido flexible que amortigua el extremo de los huesos se desgasta, produciendo una serie de dolores, los cuales se tratan con medicamentos, fisioterapias o, en casos extremos, con cirugías.

Lamentablemente, es una afección que padecen millones de personas en el mundo. También está presente en el mundo animal y, a diferencia de los humanos, los perros no pueden comunicar verbalmente las dolencias que padecen.

Como una forma de minimizar los problemas de canes que padecen osteoartritis moderada en sus caderas, científicos de la Universidad Estatal de Carolina del Norte (UECN), en Estados Unidos, desarrollaron un novedoso implante de células soluble que permite al cuerpo regenerar su propio tejido cartilaginoso mediante la incorporación de células madre.

Lee también: Indignación en Islas Feroe: Mataron a más de 1.400 delfines para cumplir una tradición de caza

¿Cómo es el proceso?

Los especialistas indican que antes de la cirugía, el implante impreso en 3D se impregna con las células madre del paciente, en este caso del can. Posterior a ello, se debe mantener en una incubadora y durante un período de dos meses es bañado en soluciones específicas para que pueda crecer.

Ya posterior a la cirugía, el implante es capaz de actuar como un cartílago artificial y logra entregar una restauración funcional en su primer día. Meses después, este se disuelve y deja en su lugar el nuevo tejido cartilaginoso que se desarrolló, según detalla el estudio publicado en Science Advances.

Lee también:Las puntas de las alas de las polillas poseen un “señuelo acústico” para evitar a los murciélagos

Pruebas en canes

Para comprobar su eficacia, se implementó esta innovadora técnica en 12 “sabuesos esqueleticamente maduros” que poseían “lesiones osteocondrales masivas” en las caderas, los cuales se dividieron en grupos de control y de estudio.

Posterior a los cuatro meses de la cirugía, el grupo de control -con cirugía tradicional- no presentó mejoras, mientras que en el grupo de estudio observaron una evidencia de que el implante se integró con éxito en las articulaciones de la cadera.

“Estábamos encantados de que el implante fuera tan eficaz para restaurar los niveles de actividad de los animales(…). Podría ser un gran avance para posponer los reemplazos de articulaciones para los perros y, con suerte, algún día para los humanos“, indicó Duncan Lascelles, profesor de cirugía e infestación y manejo del dolor traslacional en la UECN y co-autor del estudio.

Tags:

Deja tu comentario


Sigue la cobertura en CNN Chile y CHVNoticias