Por María Jesús Cardemil

El 23 de enero de 2020 entró en vigencia la Ley 21.202 que modifica diversos cuerpos legales, con el objetivo de proteger los humedales urbanos. Pese a que el desafío era contar con ella en un plazo de seis meses, recientemente se formalizó la toma de razón de su reglamento, por parte de Contraloría.

El documento que fue acogido con alcances, será publicado en el Diario Oficial para entrar en vigencia. Su proceso de elaboración fue gestionado de manera participativa entre el Ministerio de Medio Ambiente (MMA), organizaciones de la sociedad civil, fundaciones, ONGs y universidades.

Lee también: La peor en 500 años: El análisis que alerta sobre la grave sequía que afecta a la zona central

El Reglamento de Criterios Mínimos para la Sustentabilidad para Humedales Urbanos, reúne lineamientos técnicos que buscan avanzar hacia la sostenibilidad de estas áreas. “Resguardando sus características ecológicas e hidrológicas, promoviendo el uso racional de estos ecosistemas y la gobernanza de ellos, además de guiar a municipios en la elaboración de guías técnicas”.

Recordemos que esta nueva ley, busca resguardar los humedales urbanos que sean declarados como tal por el Ministerio de Medio Ambiente, ya sea de oficio o a petición del municipio respectivo.

Se entiende por humedal urbano a todas aquellas extensiones marismas, pantanos y turberas. Junto con superficies cubiertas de agua, sean éstas de régimen natural o artificial, permanentes o temporales, estancadas o corrientes, dulces, salobres o saladas. Incluidas las extensiones de agua marina, cuya profundidad de marea baja no exceda los seis metros, y se encuentre total o parcialmente dentro del límite urbano.

Legislación para conservar

El director ejecutivo del Centro de Humedales Río Cruces de la Universidad Austral (CEHUM), Ignacio Rodríguez, explica a Desafío Tierra que la implementación de esta ley, representan un avance para la conservación de humedales. “Es la primera ley en Chile que protege un ecosistema específico como son los humedales, y en particular a los que existen en el ámbito urbano, muchos de los cuales están amenazados por la expansión urbana y la forma en como se están construyendo las ciudades hoy en día”.

Sobre los servicios ambientales que entregan estos ecosistemas, Rodríguez destaca que los humedales son muy necesarios para proveer agua en cantidad y calidad, no solamente en un momento específico sino que durante todo el año.

Lee también: La nueva especie de anfípodos descubierta por científicos chilenos

Añade que resultan fundamentales para la recreación de las personas que viven en ciudad y que necesitan áreas verdes, a modo de un espacio que entrega salud mental. “Por último, el uso de los humedales como escuelas abiertas para lograr una educación de calidad y al aire libre, cosa que es urgente en Chile”, declara Rodríguez.

 

La geógrafa Carolina Rojas e investigadora del Centro de Desarrollo Urbano Sustentable (CEDEUS), detalla a Desafío Tierra que los humedales son ecosistemas muy intervenidos y que hasta antes de esta ley, sus únicos fines posibles eran el relleno, la construcción de viviendas o ser basurales. “Afortunadamente esto ha ido cambiando, y justamente esta ley por medio de su reglamento puede ir acelerando el cambio”.

La especialista agrega que aún cuando la Superintendencia del Medio Ambiente ha realizado fiscalizaciones a proyectos inmobiliarios que pretenden localizarse sobre humedales, “faltaba poner un marcha todo el proceso para declarar un humedal urbano. Y ese proceso de delimitación, justamente está establecido en los criterios mínimos del reglamento”.

Lee también: El potencial ecológico de los bosques marinos chilenos destacado por el Banco Mundial

Rojas puntualiza que los municipios a lo largo de todo Chile, tienen que comenzar a delimitarlos y enviar sus sus expedientes al MMA para declararlos. “Ahora tienen una herramienta muy potente para reconocerlos en todo el país y realmente transformarlos en una solución antes del cambio climático”.

Servicios para la vida en el planeta

La ingeniera ambiental y representante de la Red de Humedales del BíoBío, Evelyn Soto, expresa a Desafío Tierra que el camino para la implementación de la ley 21.202 es una gran avance, considerando que las publicaciones de reglamentos en otros casos, han tardado años en ser aprobados.

“Una vez subsanados los alcances realizados por Contraloría, se debiera proceder a la publicación en el Diario Oficial y con ello, se podría comenzar con los procesos de declaración de humedales urbanos”, dice Soto.

Lee también: Instalan GPS en la única jirafa blanca conocida en el mundo para protegerla de cazadores

La conservación de estos ecosistemas representa un beneficio directo para el resguardo de la vida como la conocemos. La especialista detalla algunos:

  • La mantención y conservación de la calidad y cantidad de agua, así como la regulación de eventos de desastres como inundación y sequías.
  • Otorgan diversidad biológicas a las áreas urbanas, entregando elementos característicos a la urbe, que aportan a la identidad territorial y el arraigo de los ciudadanos y ciudadanas.
  • Filtran el aire y regulan el clima, mitigando olas de calor o frío.
  • Aprovisionamiento de materias primas como hortalizas y plantas medicinales.
  • Espacios apropiados para la recreación y el desarrollo de la cultura; aportando a la salud física y mental de las poblaciones.
  • Son excelentes aulas abiertas, laboratorios naturales, lugares de enseñanza donde se pueden desarrollar distintas actividades de educación socio-ambiental.
Tags:

Deja tu comentario


Sigue la cobertura en CNN Chile y CHVNoticias