Sociedad del Parque Zoológico de Tokio (Captura)

Este martes en el zoológico de Ueno, ubicado en Tokio, una panda gigante se puso de pie y orinó boca abajo. Lo que para cualquier persona es un hecho curioso, para los expertos del recinto fue una señal inequívoca de que se acercaba un parto.

Pasada la medianoche del miércoles, la panda Shin Shin dio a luz a un par de gemelos con solo una hora y media de diferencia. La madre y los recién nacidos, cuyos sexos aún no se revelan, se encuentran en buen estado de salud, según informó el recinto.

Lee también: Misterio resuelto: Expertos descubren por qué los pandas se cubren con estiércol de caballo

Ambos progenitores son adultos de 15 años, quienes, tras varios años de intentos, finalmente pudieron concebir nuevas crías. “Me sentí aliviado cuando Shin Shin recogió a su bebé“, sostuvo Yutaka Fukuda, director del zoológico, quien reconoció quedar “sorprendido y muy feliz cuando nació el segundo”.

Es poco común que los pandas gigantes tengan gemelos y, cuando lo hacen, generalmente crían solo a uno de ellos. Los cuidadores del lugar se asegurarán de que la madre amamante a uno mientras que el otro deberá crecer en una incubadora.

Lee también: Estudio: Si un oso marca más árboles, podría tener más éxito para aparearse

El equipo informó que planea intercambiarlos para que ambos puedan ser alimentados por su madre. “Actualmente, los funcionarios están haciendo todo lo posible para proteger y observar tanto a la madre como a los bebés“, manifestó el zoológico, el cual es conocido por ser el más antiguo de Japón.

Actualmente, solo quedan unos mil pandas gigantes en libertad y, al menos un centenar de ellos, vive en zoológicos y otros recintos especiales. Estos grandes mamíferos solo se encuentran en remotas regiones montañosas del centro de China, donde son muy difíciles de observar.

Tags:

Deja tu comentario


Sigue la cobertura en CNN Chile y CHVNoticias