Por Humberto Sichel
{"multiple":false,"video":{"key":"gqob1syKL1CF8","duration":"00:27:20","type":"video","download":""}}
VIDEO RELACIONADO – La relación entre coronavirus y cambio climático (27:20)

Desde el origen del tiempo, coexistimos y coevolucionamos con millones de microorganismos, entre ellos virus, bacterias y hongos. Sólo en en nuestro cuerpo viven unos 48 billones de bacterias, 60 billones de virus y varios miles de millones de hongos.

Se calcula que en la Tierra hay cerca de un nonillón (un 1 seguido de 30 ceros) de microbios y a pesar de que ya se descifró el genoma de unos 2 mil microorganismos, todavía queda un vasto número sin explorar.

Lee también: ¿Murciélagos o pangolines? Científicos admiten que no tienen certeza del origen animal del coronavirus

Por ejemplo, se dice que sólo están tipificados el 1 % de los virus.

Ahora, a lo largo de nuestra historia, muchos virus y bacterias que han afectado a las personas se han transmitido por la interacción con los animales y no precisamente por culpa de estos últimos.

Según el biólogo y director del doctorado en Medicina de la Conservación de la UNAB, Claudio Azat, una de las principales causas de por qué estos contagios son cada vez más comunes, es el aumento de la población humana: “Hace 150 años nuestra población era exponencialmente menor. Éramos aproximadamente 2 billones de personas y hoy nos acercamos a los 9 billones, entonces estamos depredando cada vez más la vida silvestre”.

El origen del virus que provoca la enfermedad COVID-19 no es la excepción y fue resultado del consumo de fauna exótica en China, Wuhan, donde se detectó el primer caso.

Esta vez se fue un murciélag, pero revisemos qué otras enfermedades conocidas mundialmente tienen su origen en animales:

Peste negra

Su causa fue una bacteria: Yersinia pestis. Fue transmitida por pulgas y tuvo su reservorio en roedores, es decir, los ratones en las ciudades tenían la bacteria y cuando los picaba una pulga, después ésta se lo transmitía a las personas. Esta peste que golpeó a Europa en el siglo XIV terminó matando a un tercio de la población. Hasta ahora ha sido la pandemia más devastadora en la historia.

Gripe aviar

El primer caso de esta gripe en los humanos se conoció en Hong Kong en 1997 y se le denominó H5N1. El brote estuvo ligado a los pollos y desde entonces ha habido casos en Asia, África, Europa, Indonesia, el Pacífico, Vietnam y el Medio Oriente, mutando y reapareciendo en distintas oportunidades. La más preocupante fue en Corea del sur a fines del 2003, que mató a 60 personas en Asia y motivó el sacrificio o muerte de más de 150 millones de aves.

Hace pocos días se detectó un nuevo brote (H5N6) en una granja de codornices en Filipinas, sin embargo, su propagación a seres humanos es escasa y hasta ahora, la autoridad no ha informado personas contagiadas.

VIH

Desde que en 1981 se diagnosticaron los primeros casos con el virus de inmunodeficiencia humana en Estados Unidos, se ha tratado de rastrear el “evento” de transmisión a los humanos. Y aunque no hay certeza absoluta, los expertos señalan que lo más probable es que se ocurriera alrededor de 1930 por contacto entre simios y humanos, lo más probable por caza y consumo de carne. Luego la modernidad haría lo suyo al desarrollarse el transporte y mejorar nuestras vías de comunicación.

Hoy hay más de 37,9 millones de personas en el mundo con VIH, pero afortunadamente ha habido muchos avances en torno a su tratamiento.

Hanta

También es una zoonosis, es decir, una enfermedad propia de los animales que puede transmitirse a los humanos. Su nombre proviene del río Hantan, ubicado en Corea del Sur, que fue el lugar donde se logró aislar el virus a fines de la década del ’70. Se propaga principalmente a través de roedores silvestres, que en Chile es el ratón colilargo. Expertos estiman que entre el 1 y el 6% de los ratones colilargos en nuestro país portan el virus. Suelen estar más expuestos quienes acampan durante las vacaciones o trabajan en zonas rurales y bosques.

Gripe porcina

Es ocasionada por una cepa del virus H1N1 que comenzó en los cerdos y, aunque fue identificada por primera vez en 1919, ha reaparecido en distintos momentos y fue la causa de la última pandemia antes del Coronavirus.

El brote que tuvo su origen en Veracruz, México, se desarrolló entre abril del 2009 y agosto del 2010 y aunque la cifra oficial de muertes es de 18.500 personas aproximadamente, científicos han señalado que la cifra real puede haber superado las 500 mil personas. En Chile hubo más de 12 mil casos confirmados y 155 muertes.

Coronavirus

Es una “familia” de virus descubiertos en la década del ’60. Debe su nombre a su aspecto, porque es muy parecido a una corona y sus diferentes tipos, provocan enfermedades distintas: desde un resfrío hasta un síndrome respiratorio grave.

Es común entre los murciélagos, aunque no está 100% comprobado las teorías apuntan a que fue el consumo de murciélago el origen del primer contagio. Gran parte de esta familia de virus no es peligrosa y, de hecho, la mayoría de las personas contraen en algún momento de su vida un coronavirus.

Lee también: La relación entre coronavirus y cambio climático

En el caso del actual COVID-19 la situación es muy compleja y la transmisión persona a persona ha crecido mucho debido a su alta contagiosidad (se estima que una persona puede contagiar a 3), desatando la pandemia por la que atravesamos.

Tuvo su origen a fines de diciembre del 2019 en Wuhan, China ,y su crecimiento continúa hasta hoy de forma exponencial. Una de las razones es la globalización y la posibilidad que tenemos hoy de estar en cualquier parte del mundo en poco tiempo. El principal llamado es al aislamiento social y para eso lo más eficiente es quedarse en casa, así que ¡esperamos que hayas leído esto en la tuya!

Tags:

Deja tu comentario


Sigue la cobertura en CNN Chile y CHVNoticias