La sequía, entendida como la falta de lluvias durante un período prolongado de tiempo, ha afectado directamente a 1.500 millones de personas en lo que va de siglo XXI. El cambio climático está aumentando las temperaturas y alterando los regímenes pluviométricos de muchos rincones de mundo.

Tal es el caso de Somalia, en África, que está “al borde de una cuarta temporada consecutiva de lluvias fallidas”, según un comunicado de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) y el gobierno de ese país. El texto señala que cerca de 2,3 millones de personas (casi el 20% de la población) padecen una gran escasez de agua, alimentos y pastos.

Lee también: Asia registró el año más cálido de su historia en 2020: Aumentan riesgos en alimentación y sanidad

Según informa Al Jazeera, los desastres naturales son el principal factor de desplazamiento en Somalia, una nación devastada por la guerra que se encuentra entre las más vulnerables del mundo al cambio climático. Unas 100.000 personas han huido de sus hogares en busca de comida, agua y pastos para su ganado.

“Estoy particularmente preocupada por los niños, las mujeres, los ancianos y las personas con discapacidad que continúan soportando la peor parte de la crisis humanitaria de Somalia”, expresó la ministra de Asuntos Humanitarios y Gestión de Desastres de Somalia, Khadija Diriye al medio de comunicación. Somalia ha experimentado más de 30 eventos climáticos desde 1990, entre sequías e inundaciones.

Lee también: La próxima pandemia se acerca: ¿Cómo afectará la sequía a Chile para 2050?

“Se pronostica que las condiciones de sequía empeorarán en diciembre de 2021 y el primer trimestre de 2022”, asegura el portal y se prevé pérdidas de cosechas en zonas agrícolas.

Tags:

Deja tu comentario


Sigue la cobertura en CNN Chile y CHVNoticias