(CNN) – El primer objeto interestelar observado atravesó nuestro sistema solar en octubre de 2017 moviéndose a 196 mil millas por horas. Desde entonces, los astrónomos han estado tratando de comprender este “bicho raro”, como ha sido bautizado por la comunidad científica.

Ahora, las últimas investigaciones sugieren que es un fragmento de un planeta similar a Plutón de otro sistema solar. Steven Desch y Alan Jackson, dos astrofísicos de la Universidad Estatal de Arizona, han estudiado las observaciones realizadas sobre las inusuales características de Oumuamua.

Lee también: Oumuamua: Profesor de Harvard llama a reconocerlo como el primer artefacto tecnológico extraterrestre

El objeto fue apodado Oumuamua, que en hawaiano significa “un mensajero que llega desde el pasado distante“. Al principio, los astrónomos esperaban que fuera un cometa, ya que estos pueden salir de su sistema anfitrión a través de perturbaciones gravitacionales y también son muy visibles

Sin embargo, el objeto seco, rojizo, alargado en forma de cigarro y grueso como un edificio de tres pisos no tenía cola de cometa y su movimiento orbital no podía explicarse. Desde entonces ha surgido un debate sobre si se trata de un asteroide interestelar, un cometa y hasta una sonda alienígena.

Pistas del efecto cohete

Oumuamua se diferenciaba de los cometas en varios aspectos, incluido el hecho de que tenía una velocidad más baja al entrar en nuestro sistema solar. Si hubiera estado viajando a través del espacio interestelar durante más de mil millones de años como cometa, habría tenido una velocidad mayor.

Su forma fue aplanada como un panqueque, a diferencia de los cometas que son como bolas de nieve cósmicas. El objeto también recibió un gran impulso, conocido como “efecto cohete”, mayor que el que experimentan los cometas cuando sus hielos se vaporizan al encontrarse con el sol.

Los investigadores se preguntaron si Oumuamua estaba hecho de hielos con diferentes composiciones, lo que les permitió calcular la rapidez con la que estos se convertirían en gas cuando el objeto azotara el sol, además de su masa, forma y el efecto de cohete, entre otras cosas.

Lee también: ¿Los rayos fueron el origen de la vida en la Tierra? Así lo aseguró un nuevo estudio

“Nos dimos cuenta de que un trozo de hielo sería mucho más reflectante de lo que la gente suponía, lo que significaba que podría ser más pequeño. El mismo efecto de cohete le daría a Oumuamua un empujón más grande, más grande de lo que suelen experimentar los cometas“, dijo Desch.

Investigaciones previas sugirieron que el agua condensada ayudó a impulsar el objeto. Ahora, los expertos encontraron que el nitrógeno sólido se correspondía mejor con el movimiento de Oumuamua, ya que además era brillante y con la misma reflectividad de otros cuerpos conocidos hechos de hielo de nitrógeno.

En nuestro sistema solar, Plutón y la luna de Saturno, Titán, están cubiertos principalmente de hielo de nitrógeno. Si el objeto está compuesto en gran parte por él, es posible que una parte sólida se haya desprendido de un planeta similar a Plutón después de haber sido impactado en otro sistema planetario.

Lo mismo ha sucedido en nuestro propio sistema solar por lo que es muy probable que este evento pudiera ocurrir en otro, lo que significa que “puede ser la primera muestra de un exoplaneta nacido alrededor de otra estrella, traído a la Tierra“, escribieron los autores en el estudio.

Probablemente fue derribado de la superficie por un impacto hace aproximadamente 500 millones de años y expulsado de su sistema original“, añadió Jackson. Los investigadores estimaron que el encuentro de Oumuamua con nuestro sol hizo que perdiera el 95% de su masa.

Especulación alienígena

Las teorías de que Oumuamua es un objeto alienígena o una pieza de tecnología han circulado desde que apareció el objeto y son la base del nuevo libro Extraterrestre: El primer signo de vida inteligente más allá de la Tierra de Avi Loeb, profesor de ciencias en la Universidad de Harvard.

No hay evidencia que demuestre que sea tecnología extraterrestre, dijeron los investigadores de este estudio publicado en la revista Journal of Geophysical Research: Planets aunque es natural que el primer objeto observado desde fuera de nuestro sistema solar recuerde a los extraterrestres.

Lee también: ¿Agua en Marte? Expertos creen que podría estar bajo la superficie

Los telescopios futuros, como el Observatorio Vera Rubin en Chile, inspeccionarán regularmente la totalidad del cielo visible desde el hemisferio sur, aumentando nuestra capacidad para detectar más objetos interestelares que ingresan a nuestro sistema solar. El observatorio estará operativo a partir de 2022.

Se espera que en una década más o menos podamos adquirir estadísticas sobre qué tipo de objetos pasan a través del sistema solar y si los trozos de hielo de nitrógeno son raros o tan comunes como hemos calculado“, dijo Jackson. “De cualquier manera, deberíamos poder aprender mucho sobre otros sistemas solares, y si pasaron por el mismo tipo de historia de colisiones que el nuestro”.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias