VIDEO RELACIONADO - Investigan contaminación de agua (02:27)
{"multiple":false,"video":{"key":"czsLVTxpWdR","duration":"00:02:27","type":"video","download":""}}

Durante el 2020 millones de visones fueron sacrificados a causa del COVID-19. Sin embargo, los animales se enterraron en fosas mal excavadas y poco profundas, amenazando con contaminar un curso de agua cercano al lugar.

Esta semana, y tras algunos retrasos, Dinamarca comenzó a desenterrar a unos cuatro millones de visones, equivalentes a 13 mil toneladas, desde el sector militar donde fueron sepultados.

Lee también: COVID-19: Rusia produce su primer lote de vacunas para animales

Un vez realizada esta primera fase del proceso, los animales serán incinerados en 13 plantas ubicadas en todo el país a mitad del mes julio, de acuerdo con el plan establecido por el gobierno danés.

El traslado de los cadáveres a los recintos será en camiones especiales anti-fugas. Asimismo, según reportó AFP, uno de estos recintos de incineración, el Centro de Energía de Maabjerg, ya advirtió a los habitantes del lugar que esperaran un mal olor a causa de los cuerpos.

Lee también: India: Ocho leones dan positivo a COVID-19 en un zoológico

El ministro de Agricultura de Dinamarca, Rasmus Prehn, declaró a los medios de comunicación locales que el mal olor es un pequeño precio que pagar versus años de incertidumbre ante una eventual contaminación. “Me alegro de que ahora tengamos la tarea resuelta”, escribió en su cuenta de Twitter.

“La Agencia Danesa de Protección Ambiental estima que, si no se elimina la contaminación, llegará a los cursos de agua dentro de 2 a 3 años y al cercano lago Boutrup después de 6 a 10 años”, manifestaron las autoridades en un comunicado de prensa.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias