{"multiple":false,"video":{"key":"b46yryJvYo","duration":"00:14:09","type":"video","download":""}}

Científicos de todo el mundo buscan arduamente una cura o vacuna. Chile tiene una sólida comunidad científica y no se ha quedado atrás, pues investigadores de nuestro país están estudiando cómo las alpacas pueden entregarnos una posible solución frente al COVID-19.

Humberto Sichel conversó con Alejandro Rojas, jefe del Laboratorio de Biotecnología Médica de la Universidad de la Universidad Austral de Chile, para conocer estos avances de científicos chilenos y las ventajas que podemos obtener de los camélidos.

Lee también: Estudio sostiene que los anticuerpos de las llamas podrían bloquear el coronavirus

Los camellos, los dromedarios y todos los camélidos sudamericanos, sus anticuerpos son más simples y carecen de un fragmento, que es común para todos los demás mamíferos pero en esta familia de animales no existe, o existe solamente una fracción de esos anticuerpos. Entonces hace posible sacar un anticuerpo, que es algo que se une en una proteína que se une con alta afinidad a algo, a partir de un solo gen y eso es único”, dijo Rojas.

Indicó que están trabajando con alpacas para el desarrollo de anticuerpos que pudiesen ser utilizados como herramientas neutralizantes del virus que causa la enfermedad del COVID-19.

“Un anticuerpo neutralizante es un anticuerpo que logra bloquear o neutralizar la acción del virus y en este caso, lo que nosotros apuntamos son aquellos que bloquean que el virus entre a la célula. Nadie quiere que el virus se logre replicar de forma efectiva y termine desarrollando la patología, la idea es prevenir que el virus entre o una persona que ya incorporó el virus, tratar de que no se replique a la tasa de replicación que lo hace sin tener un control, un contrapeso”, explicó.

En cuanto al tiempo que tarda desarrollar un tratamiento, dijo: “Hay una parte de todo estudio que no se puede reducir en tiempo, que son los estudios clínicos. En ese proceso se trabaja, en una fase uno, con voluntarios sanos tanto para terapias como para vacunas y en ese proceso se evalúa si es que estos voluntarios generan algún tipo de reacción adversa contra lo que se aplica”.

Lee también: Falta financiamiento: Chile podría probar en alpacas la primera vacuna contra el coronavirus

Agregó que: “Es importante trabajar en un periodo de tiempo amplio, porque qué sucede si alguna medicina que funciona hoy día para algo, de aquí a cuatro meses te genera un problema mayor. Por eso es importante que los estudios clínicos se hagan en los tiempos que corresponden, no se pueden apurar indefinidamente, porque podríamos tener consecuencias que podrían ser realmente nefastas para la salud humana”.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias