{"multiple":false,"video":{"key":"jp52IB2Uk","duration":"00:02:49","type":"video","download":""}}

Cada tres segundos, una persona es diagnosticada con Alzheimer en el mundo y en Chile afecta a miles de personas. De ahí la importancia de un avance científico que, mediante un simple examen de sangre, podría anticipar el diagnóstico de esta enfermedad hasta 20 años antes de su manifestación total.

¿Por qué nuestro cerebro decide eliminar vivencias, recuerdos, conductas y experiencias que sin motivo aparente se vuelven inexistentes? Es una pregunta con respuesta incierta, pero lo seguro, es que cerca de 200 mil personas sufren esta compleja patología sólo en nuestro país.

Lee también: Estaban desnutridas: Rescatan las últimas 14 ranas en peligro de extinción del río Loa

Esta enfermedad neurodegenerativa progresiva no sólo borra memoria, sino que también afecta conductas y mecanismos cognitivos, que finalmente provocan una dependencia total en quien la padece.

Es por esto que la apuesta está en lo que podría ocurrir si lográramos identificar sus síntomas con antelación.

Así lo explica la doctora Claudia Durán, del Instituto Milenio de Neurociencia de la Universidad de Chile: “Si a la familia se prepara y el paciente tiene estos tratamientos no farmacológicos se puede atrasar la enfermedad, fácil, cinco a seis años antes“.

Una gota de sangre podría cambiar esta realidad en la llamada etapa clave, porque científicos estadounidenses desarrollan la configuración de un examen sanguíneo que podría prever los síntomas del Alzheimer con hasta 20 años de anticipación, evidenciando la alteración de proteínas en el cerebro que desencadenan finalmente la enfermedad.

Lee también: Comemos y talamos más de lo que debemos: Ya consumimos todos los recursos naturales disponibles para 2019

Aquellas alteraciones en proteínas que reflejan en espejo lo que esta aconteciendo en el cerebro, por eso este estudio es importante porque es otra contribución en el mismo desarrollo con bajo costo y fácil acceso“, detalla el doctor Patricio Fuentes del centro Care de la Universidad Católica.

En la misma línea, la doctora Durán comenta que “la sangre también está en contacto con el cerebro y se sabe que hay una traspaso de esta molécula, entre comillas mala, del cerebro a la sangre“.

Esta nueva técnica sería una alternativa de diagnóstico a los actuales biomarcadores o inyecciones lumbares que permiten analizar el cerebro. De esta manera, se entregarían mejores tratamientos y fases clínicas adelantadas.

Un significativo avance para una enfermedad que la Organización Mundial de Salud (OMS) declara como prioridad de salud pública y que sólo en Chile, podría afectar a más de medio millón de personas en el 2050.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias