{"multiple":false,"video":{"key":"czoxDPJXTYZ","duration":"00:02:25","type":"video","download":""}}
  • VIDEO RELACIONADO – Estudio chileno podría ayudar a predecir terremotos (02:25)

Rara vez se puede captar un tipo de sismo como este. Se les conoce como terremoto “boomerang” y un equipo de investigadores consiguió registrar el movimiento telúrico que iba en una dirección y luego hizo el mismo camino de vuelta.

Según los datos de la investigación publicada en la revista Nature, este lunes, el terremoto registrado fue de magnitud 7,1 y se inició a gran profundidad. De acuerdo a la medición, el origen del sismo tuvo lugar unos 1.000 kilómetros de la costa de Liberia, en un corte en el fondo marino del Atlántico, en África occidental.

Lee también: Científicos aseguran que un nuevo océano está por emerger en África (y dividiría al continente en dos)

Se precipitó hacia el este y hacia arriba, luego dio la vuelta y retrocedió a lo largo de la sección superior de la falla a velocidades increíbles, tan rápido que causó la versión geológica de un boom sónico”, informaron los autores.

La forma en que se propaga la ruptura de un terremoto incide en la potencia del temblor del suelo que puede ser destructivo. Las rupturas complejas a menudo implican deslizamientos a lo largo de múltiples fallas, lo que enmascara información sobre el comportamiento de fricción de las zonas de falla, explica el resumen del estudio.

Imagen: National Geographic.

Un terremoto de boomerang, o una ‘ruptura de retropropagación’ en términos científicos, puede extender el intenso temblor a una zona más amplia. Sigue siendo incierto cuán comunes son los terremotos de bumerán y cuántos viajan a velocidades tan grandes”, reseña National Geographic.

El estudio revelado por Nature avanza en la comprensión de estos complejos fenómenos naturales y puede contribuir a entender cómo se comportan las en las fallas geológicas cercanas a áreas pobladas, algo que hasta ahora era un misterio.

Lee también: “Flujo plasmático”: Corrientes bajo la superficie del Sol serían responsables de sus manchas

Las observaciones de rupturas que se propagan hacia atrás son escasas y la posibilidad de propagación inversa está en gran parte ausente en las simulaciones de rupturas y no se tiene en cuenta en las evaluaciones de peligros“, indicaron los autores en el informe de la investigación.

El terremoto “boomerang” estudiado por los investigadores ocurrió en un lugar donde las placas tectónicas sudamericana y africana se separan lentamente. En la primavera de 2016, los científicos colocaron 39 sismómetros para recoger los retumbos de terremotos distantes, en un esfuerzo por visualizar la base de la placa tectónica, consignó NatGeo.

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias