Crédito: Marine Mammal Center

(CNN) – Las ballenas grises son visibles solo dos veces al año en California mientras migran desde el extremo sur de la costa oeste hacia Alaska y viceversa. Deleitan a los residentes cuando aparecen brevemente en las aguas costeras antes de regresar al mar abierto.

Esta primavera, sin embargo, solo se han especímenes muertos. Los cadáveres de cuatro ballenas grises se encontraron alrededor del Área de la Bahía de San Francisco en ocho días, una serie alarmante de muertes que constituye un evento de mortalidad inusual.

Lee también: El canto de las ballenas proporciona una nueva forma de estudiar la corteza terrestre

Los investigadores no conocen la razón de la avalancha de muertes. Pero están comprometidos a encontrar respuestas, incluso cuando la pandemia afecta la eficiencia con la que pueden realizar su investigación, sostuvo el Dr. Jeff Boehm, veterinario y director ejecutivo de Marine Mammal Center.

Cuatro ballenas grises muertas en ocho días es nada menos que alarmante para nosotros“, manifestó Boehm respecto el equipo veterinario y los investigadores del personal, quienes han realizado necropsias en las ballenas para determinar su causa de muerte.

Aunque no están en peligro de extinción, la población de ballenas grises está disminuyendo rápidamente: 1 de cada 4 especímenes ha muerto desde la última evaluación de la población en 2016, según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA).

Las ballenas mueren por choques con barcos, desnutrición y enredos

Una de las ballenas encontrada este jueves murió a causa de un choque con un barco, explicó Boehm, quien agregó que sus heridas incluían hematomas y hemorragias internas. Se sospecha que otro espécimen murió la semana pasada por la misma causa, pero se desconoce porque fallecieron las otras dos.

Las necropsias realizadas en los últimos años han identificado las tres causas más comunes de muerte de la ballena gris: desnutrición, choques con barcos y enredos, dijo Boehm.

Lee también: Investigadora chilena descubre cómo las ballenas desafían las probabilidades de contraer cáncer

Es probable que la desnutrición esté ligada al cambio climático, explicó Boehm. Las ballenas viajan al norte hacia el Ártico en la primavera, donde las aguas son típicamente ricas en invertebrados que prefieren las ballenas que se alimentan del fondo.

Lamentablemente, si la temperatura del agua está aumentando, es posible que los alimentos ya no tengan su hogar en las aguas árticas, dejando a las ballenas hambrientas durante los próximos meses, al no alimentarse frecuentemente mientras migran.

Evento de mortalidad similar ocurrió en 2019

Una muerte similar ocurrió en 2019, cuando Boehm dijo que tres ballenas grises fueron encontradas muertas en una semana. Casi a la mitad de ese año, 69 seres fueron encontradas muertas en Estados Unidos y 147 ballenas fallecieron en total.

Lee también: Gracias a su canto único: Descubren una población de ballenas azules en el Océano Índico

Ese evento de mortalidad inusual estaba relacionado con la desnutrición, probablemente debido al consumo insuficiente durante la temporada de alimentación de verano en el Ártico, según la NOAA. Se desconoce si 2021 verá una mortalidad similar, dijo Boehm.

Cuatro en ocho días es un poco más extremo para mí“, recalcó, al mismo tiempo que sostuvo que cuando la población de ballenas grises sufre, también lo hace el resto de los ecosistemas marinos del área, por lo que es urgente que los biólogos encuentren respuestas a este evento de mortalidad inusual.

Tags:

Deja tu comentario


Sigue la cobertura en CNN Chile y CHVNoticias