La paleontología chilena ha estado muy movida en los últimos meses, en especial luego del descubrimiento de una nueva especie de dinosaurio chileno, llamado Arackar Licanantay, perteneciente al grupo de los tiranosaurios que se extendió por todo el país y el hallazgo de una nueva especie de masasaurio que habitó en el período Cretácico en la Región del Biobío hace 66 millones de años.

Durante estos días, un equipo de paleontólogos de la Red Paleontológica de la Universidad de Chile anunció la identificación de una desconocida especie de dinosaurio volador que habitó en el Desierto de Atacama hace unos 160 millones de años, específicamente cuando éramos parte del continente Gondwana.

Lee también: Investigadores descubren cómo era la piel del dinosaurio patagónico Carnotaurus

Sus restos fósiles fueron descubiertos en la localidad de Cerritos Bayos, en Calama, en 2009. Si bien al comienzo se pensaba que se trataba de un animal marino prehistórico, son los análisis previos los que determinaron su identidad.

Entre los materiales descubiertos, encontraron:

  • Un húmero izquierdo con una cresta deltopectoral en forma de hacha
  • Una posible vértebra dorsal
  • Eje de una falange del ala

Lee también: Descubren un nuevo dinosaurio más grande y letal que era temido por los tiranosaurios

El equipo liderado por Jhonatan Alarcón-Muñoz de la Red Paleontológica Universidad de Chile, detallan en el documento que todos estos restos se encontraban conservados en tres dimensiones y “probablemente” pertenecían a un solo individuo.

“Los ammonoides asociados nos permiten asignar el material a una edad oxfordiana media, lo que convierte a este espécimen en el pterosaurio más antiguo conocido encontrado en Chile, y el primero de la edad oxfordiana en Gondwana”, agregan.

Lee también: Tras 200 horas de trabajo, podemos ver por primera vez a color al último tigre de Tasmania

Se trata de un pterosaurio perteneciente a la subfamilia Ramphorhynchinae, el cual tenía una característica cola alargada que terminaría en su punta en forma de rombo. Además, poseía un hocico sumamente largo con dientes puntiagudos.

¿Por qué un dragón volador?, esto tiene relación por su envergadura, ya que las alas de esta especie llegaba a medir entre 1.80 a 2 metros de largo. Sin embargo, hace algunas semanas, encontraron en Australia los restos de un temible pterosaurio que medía 7 metros de largo.

Este nuevo descubrimiento, publicado en la Acta Paleontologia Polonica, nos entrega nuevos conocimientos sobre la diversidad de pterosaurios que habitaron todo el planeta durante el período Jurásico tardío.

 

Tags:

Deja tu comentario


Estreno

Martes / 22:30 / CNN Chile Reportajes en CHV Noticias